Entre las quejas y la comprensión

(0)
22 de octubre de 2000  

LA PLATA.- Los minutos pasaban y con ellos, la esperanza de una solución al corte de energía se desvanecía. Hasta que ya no hubo nada para hacer y entonces, con los hechos consumados, fue el momento de hablar con los dirigentes de Gimnasia y de Huracán.

Del lado visitante fue de donde llegaron las quejas. Jorge Batet, gerente del club de Parque de los Patricios, comentó, agobiado por el calor de los vestuarios: "No puede ser que estemos en el año 2000 y que no haya un grupo generador de energía lo suficientemente apto como para salvar un partido de estas características".

El dirigente recordó, además, lo que pasó hace una semana en el estadio Tomás A. Ducó: "Nos pasó lo mismo cuando se estaba disputando el partido de reserva entre nuestro equipo y Unión, pero el inconveniente se pudo solucionar gracias a las dos usinas móviles con las que contamos".

Del lado de Gimnasia y Esgrima las palabras tenían una mayor carga de comprensión, por lo menos según las palabras del vicepresidente de la entidad platense, Daniel Roberts. "Hicimos todo lo posible para que las cosas se solucionen y el partido se pudiera jugar hoy mismo (por anoche), pero el accidente en La Pampa fue muy importante. Tanto que gran parte de la provincia de Buenos Aires se vio afectada", afirmó el dirigente.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.