Menú

Entrenador con fecha de vencimiento

29 de julio de 2018  • 22:24

Se dijo en estas páginas seis días atrás: la Selección nunca cayó tan bajo en la era moderna –la confusión es generalizada como para saber a ciencia cierta (como cantaba Roberto Goyeneche en "Desencuentro") qué trole hay que tomar– pero por algún lado hay que encarar la reconstrucción.

Las pretensiones de proyecto estable chocan con una realidad desagradable: los dirigentes de la AFA manejan al equipo nacional con la lógica inexorable del fútbol local, que condiciona todo al resultado.

¿Qué técnico con aspiraciones y jerarquía tomaría un equipo sabiendo que un par de derrotas lo condenan? La respuesta es obvia: un entrenador que sepa que su ciclo terminará tras el primer compromiso. Esa parece ser la idea de Sabella: entrenar al seleccionado hasta la Copa América 2019 en Brasil –en una era de futbolistas contestatarios, ya no tendrá que lidiar con muchos de los que llevó a Brasil 2014– y revistar luego en un cargo más reposado.

La selección precisa reformularse. Habría que discutir si esta, o cual, son las opciones indicada para el futuro. Pero es dudoso que la AFA vaya a abrir tal instancia de debate.

TEMAS EN ESTA NOTA