Grupo C | El segundo rival argentino. Era sucesor de Collina, nadie sospecha de él