Aprendizaje. Era un partido para disfrutar, pero Silvio Trucco lo sufrió