Ese enigma llamado Gálfi

El pugilista húngaro combatirá mañana en el Luna Park con el argentino Héctor Velazco por la corona de la OMB; fue vendedor de zapatos en Budapest y fisicoculturista
Diego Mazzei
(0)
9 de mayo de 2003  

"Parece un actor de cine", susurra un observador. Pelo rubio, ojos claros, nariz con un casi imperceptible atisbo de haber sido golpeada, András Gálfi descerraja una carcajada y niega haber participado en película o publicidad alguna. Está lejos del prototipo de narices chatas y miradas salvajes que impone las generales del boxeo.

Es un misterio este húngaro. Para los organizadores, para la prensa... y para el propio argentino Héctor Velazco, que lo enfrentará mañana en el Luna Park por el título mediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). El habitual protocolo que implica el intercambio de videos, para conocer las características del oponente, no se cumplió del lado del visitante.

Macizo y retacón, Gálfi, de 30 años, balbucea un inglés rústico, pero que permite conocer que en su Budapest natal trabajaba como vendedor en una zapatería, mientras se metía de lleno en el deporte que atraparía su vida: el boxeo. Antes había probado con el handball y se había hecho aficionado al gimnasio hasta convertirse... en un fisicoculturista.

Extraño en un país de gran tradición de pugilismo amateur (como todos los de la Europa oriental) y de pergaminos olímpicos, Gálfi, casado desde hace dos años, confiesa que apenas registra dos combates como aficionado y que comenzó su carrera entre los semipesados por aquello del exceso de músculos.

"Mis ídolos son Oscar de la Hoya y Tito Trinidad", cuenta este aspirante a rey de los medianos.

-¿Conocés a Carlos Monzón?

-¿Quién?

Exhibe un gesto de confusión Gálfi. No tiene ni idea sobre el pugilista más exitoso que dio nuestro país y que anduvo, triunfal, por el mundo. Tampoco oyó hablar del Luna Park, aunque después, intervención de su manager mediante, intentará arreglarlo con un demagógico "es un honor pelear allí".

Luego, el húngaro pregunta si la misma noche combatirá Marcelo Domínguez. Y se entusiasma: "De la Argentina conozco a Domínguez y a Julio César Vásquez, porque yo me entrené en Francia en el mismo gimnasio que Akim Tafer y Laurent Boudouani", ex rivales de los argentinos en la década pasada.

Gálfi es mucho más experimentado que el argentino. Tiene un récord de 42 triunfos (26 KO), 7 derrotas y 3 empates, pero sin nombres con demasiado brillo en el registro. Lo más trascendente es una derrota por puntos con el francés Morrade Hakkar -ex retador de Tito Trinidad-, en 1997.

Sin embargo, registra un hecho curioso en 2001: en el primer round de su choque con el yugoslavo Nenad Stankovic, cruzaron ganchos y fueron los dos a la lona. "El árbitro estaba desconcertado, no sabía qué hacer, a quién contarle. Me levanté y gané en el round siguiente", recuerda.

Es extraño el aspecto del húngaro en la antesala de un compromiso tan importante. Luce excedido en confianza... o su ambición es sufrir el menor castigo posible. "Espero mantener mi fisonomía", bromeó después de que Héctor Velazco amenazó con modificar su estampa de galán con el rigor de sus golpes.

Se dice que aguanta, se dice que tiene estilo, se dice... Gálfi es ese enigma que Velazco podrá resolver sólo mañana. Sobre el ring. Con la gloria de un título del mundo en el medio y la mística del Luna Park como mágico anfitrión.

Caras conocidas

Una de las peleas preliminares será protagonizada por Tizú Valencia, novato en el boxeo profesional, pero conocido por ser entrenador de celebridades. Para verlo, ya aseguraron su asistencia, entre otros, la modelo Pampita Ardohain, el actor Sebastián Estevanez y el empresario Francisco de Narváez.

Hoy, el pesaje será público

Gracias a una novedosa iniciativa, la ceremonia del pesaje, hoy a las 17, en el Luna Park, será abierta a todo el público. La meta de Héctor Velazco y de András Gálfi es no pasarse de los 72,574 kg que marca el límite de los medianos.

El que más inconvenientes tiene con la balanza, según allegados, es el húngaro, que ayer anduvo haciendo averiguaciones por un sauna para perder los últimos gramos.

  • Las entradas siguen en venta en el estadio de Bouchard y Corrientes; y por Entrada Plus, 4324-1010.
  • La reunión será televisada en directo por TyC Sports, desde las 22.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.