La opinión. Espínola y los demás