Está el solista, falta la orquesta

Daniel Arcucci
(0)
25 de junio de 2014  

PORTO ALEGRE.– Antes del Mundial, de su Mundial, Brasil tenía un mandato, una certeza y una inquietud. El mandato era, y es, vengar los fantasmas del Maracanazo. La certeza era, paradójicamente respecto de su historia, que contaba con la mejor defensa del mundo para hacerlo. Y la inquietud, paradójicamente también, era que no contaba con delanteros a la altura, salvo Neymar. Acabada la primera ronda, sólo puede dar por cierto lo último. Al punto de considerarse Neymardependiente. Al punto de llevar a Scolari a aceptarlo, tomando como referencia a… la referencia: "A la Argentina le pasa lo mismo con Messi, es normal". ¿Es normal?

La Argentina también llegó aquí con un mandato relativamente similar, aunque con certezas e inquietudes cambiadas. Con la inquietud de una defensa sin garantías, la certeza estaba en Messi, por supuesto, pero también en sus socios. Lo cierto es que, hasta aquí, además de que las dudas siguen siendo dudas y de que la clasificación se ha logrado con puntaje ideal, lo único que ha podido confirmar es que cuenta con un solista extraordinario, capaz de sacar un acorde sin partitura. Sorpresivamente, improvisando. Así sonó contra Bosnia y, todavía más fuerte, contra Irán.

Como Neymar a Brasil, Lionel Messi le hace ganar partidos a la selección, con alguna nota genial, aunque todavía no haya logrado que, con él y alrededor de él, el resto del equipo acompañe como una orquesta.

Dicen los que saben que la afinación de una sinfónica toma como referencia a un instrumento en particular que, por su calidad de sonido, es más enfocado y penetrante. Enfocado y penetrante es Messi, y Sabella había logrado que el resto no desafinara. El desafío que tiene ahora, en cambio, es no depender exclusivamente de su mejor instrumento: "Siempre, cuando hay un jugador como Messi, hay dependencia", reconoció ayer, igual que Scolari, antes del partido con Nigeria, pero con ganas de que se terminara pronto la tortura de explicar. "Trataremos de que la presión sea menor, Liberarle de semejante peso que pueda tener encima. Somos un equipo, tenemos que liberarlo entre todos." De eso se trata.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.