San Isidro. Esta vez le tocó a Shy Amada