Golf | La Copa Ryder. Estados Unidos, al borde del KO