Este año no habrá viaje de película para Marco Trungelliti en Roland Garros: perdió en la primera rueda de la qualy

(0)
20 de mayo de 2019  • 12:14

Este año, el tenista argentino Marco Trungelliti no podrá ser el protagonista de una historia de película en Roland Garros, tal como ocurrió en 2018. El santiagueño, actual 140º del ranking, perdió en la primera rueda de la clasificación para el cuadro principal del segundo Grand Slam de la temporada, que comenzará el domingo. Trungelliti llegó condicionado físicamente a París por padecer problemas en la espalda y perdió por 6-4 y 6-1 frente al francés Hugo Gaston (18 años, campeón en los Juegos Olímpicos de la Juventud, en Buenos Aires, en octubre pasado). De esta forma, no tendrá chances de ingresar en el Abierto de Francia como lucky loser (perdedor afortunado), como sucedió en 2018.

El año pasado, la derrota en la tercera -y ultima- ronda de la clasificación frente al polaco Hubert Hurkacz, a Trungelliti (29 años) lo devolvió rápidamente a Barcelona, donde vivía en aquel momento. La caída en el último obstáculo para ingresar en Roland Garros había sido una frustración y decidió tomarse un descanso e ir a la playa junto con su familia. Pero a las pocas horas de perder con Hurkacz recibió un llamado desde la organización del Abierto de Francia porque la primera opción que había como "perdedor afortunado", el indio Prajnesh Gunneswaran, se había marchado al Challenger de Vicenza. Trungelliti cambió abruptamente los planes y decidió viajar a París, aunque el problema fue cómo. La posibilidad de la vía aérea estaba descartada porque había huelgas de controladores aéreos en Francia y también habían parado los ferrocarriles. Entonces, el tenista se subió en un auto junto con su hermano André (fue al volante), Susana (la madre) y Lela (la abuela).

Luego de casi diez horas de viaje y 1000 kilómetros recorridos (por las redes sociales se siguió con atención el trayecto), el argentino llegó sobre la medianoche a París, descansó unas horas y al otro día se dirigió al club para medirse, por la 1ª rueda, con el australiano Bernard Tomic, a quien terminó venciendo por 6-4, 5-7, 6-4 y 6-4. La historia enamoró a todos en Roland Garros. Luego, perdió en la 2ª ronda ante el italiano Marco Cecchinato por 6-1, 7-6 (7-1) y 6-1.

Claro que la popularidad de Trungelliti aumentó muchísimo este año porque, el 10 de febrero pasado en LA NACION, confesó un intento de soborno padecido en 2015, que derivó en distintas situaciones, entre ellas la sanción de la Unidad de Integridad del Tenis (TIU) a tres tenistas argentinos (Nicolás Kicker, Patricio Heras y Federico Coria). Trungelliti denunció una situación, la de los arreglos de partidos y las apuestas, que no es nueva en el tenis y que afecta especialmente a los jugadores que intentan desarrollarse profesionalmente y que más limitaciones tienen, pero que casi nadie se anima a contar. Dijo sufrir el hostigamiento de algunos colegas que lo miraron de reojo. Y todo ese estrés, según comentó, lo llevó a tener problemas físicos que afectaron sus semanas en el circuito. Por ello llegó a Roland Garros al límite físicamente.

Otros argentinos en la Qualy:

Otro jugador albiceleste que se presentó en la primera jornada de la qualy de Roland Garros fue Facundo Argüello, de 26 años y 208º del mundo. El cordobés superó por 3-6, 6-3 y 6-2 al italiano Filippo Baldi (23 años, 163º). En la segunda rueda se medirá con Henri Laaksonen (Suiza, 27 años, 104º).

Asimismo, Pedro Cachin (236º, 24 años, nacido en Bell Ville), perdió frente al local Elliot Benchetrit (273º; 20) por 6-3, 1-6 y 6-3.

Este martes debutarán otros dos tenistas nacionales. Carlos Berlocq vs. Daniel Galán (Colombia) y Facundo Bagnis vs. Go Soeda (Japón).

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.