"Estoy luchando en este tembladeral"

El DT no está molesto con Grondona y descartó un golpe mediático para desplazarlo, pero aclaró: "Fanfarronear con la propia fortaleza no es conveniente"
(0)
20 de mayo de 2003  

Lo primero que habrá que aclarar es que fue Julio Grondona el que agitó fantasmas sobre la continuidad de Marcelo Bielsa como director técnico del seleccionado nacional. No fueron al menos oportunas las declaraciones del titular de AFA cuando la semana última señaló que "Bilardo es una buena alternativa si pasa algo con Bielsa". El entrenador ayer no se mostró molesto, pero asumió una firme posición: "Grondona ha hecho varias afirmaciones y todas las he interpretado con normalidad. Su referencia a Bilardo encierra gratitud, reconocimiento, identificación y me parece lógico. También señaló Grondona que si en el curso de mi contrato yo dejara de estar, valoraría la opción que Bilardo significa y me parece una afirmación que encierra un punto de vista calificado".

Y agregó: " También dijo que si la Argentina superaba las eliminatorias yo tendría el derecho de dirigir en el Mundial y eso es lo mismo que dice el contrato. También dijo que si la selección perdía cinco o seis partidos ésa iba a ser una prueba para verificar que su comportamiento iba a ser el mismo que tuvo en los últimos 25 años. Hubo muchos y diversos comentarios, y mi punto de vista es que lo ideal será esperar que alguno de los episodios suceda para verificar las conductas. Nada más que eso", puntualizó Bielsa.

Consultado sobre si le habían molestado aquellas frases de Grondona, apuntó: "Sus palabras no le agregan inestabilidad a una situación como la mía". Y más adelante fue aún más gráfico: "Estoy luchando en este tembladeral en el que me encuentro." ¿La situación lo puede empujar a claudicar en algún momento? Aquí evitó una sentencia: "Fanfarronear con la propia fortaleza no es conveniente. ¿Qué le voy a decir, que soy indestructible? No, pero aquí estoy. No es correcto vanagloriarse de una solidez que uno no sabe si siempre va a tener", asumió Bielsa.

Indagado sobre si le temía a un hipotético golpe mediático que lo desplace del puesto, descartó tal posibilidad: "No, no, de ninguna manera... y se lo digo con total sinceridad. Eso es una tontería... o capaz que es sí, pero yo lo ignoro (entre carcajadas). Lo que sé muy bien es quién me quiere y quién me desprecia", completó el técnico.

Y aceptó responder sobre uno de los potenciales candidatos a sucederlo. "Oscar Ruggeri se propuso como técnico de la selección y me parece bien..., acumula méritos, sobre todo como el jugador emblemático que fue. Y utilizó a dos, tres o cinco periodistas para intentar su llegada al seleccionado. Y tampoco me parece mal", opinó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.