Golf | La Copa Ryder. Europa pegó primero