"Existe un mensaje social perverso"

Bielsa puso como ejemplo la salida del DT Ardiles de Racing para avalar una postura que considera muy peligrosa: "El que no gana es un imbécil y se tiene que ir"
(0)
20 de mayo de 2003  

La filosofía de vida de Bielsa no admite grises si se trata de principios. Y el DT entiende que hay una fuerte postura periodística que bastardea aquello o a aquellos que no pertenecen a la cultura del exitismo. "En el Mundial, la Argentina perdió, pero fue el mejor del grupo. Pero como a partir de ahí hay que destruir al que perdió, hay que buscar argumentos para que el que perdió quede como un inútil. Yo acepto ser el responsable de una derrota, pero ni soy un inútil ni los jugadores, que han demostrado un espíritu amateur pocas veces visto, se merecen el trato despiadado de algunos sectores de la prensa".

A Bielsa lo desespera que los recursos queden sepultados por una derrota. Más cuando esos recursos están apoyados en la nobleza. "Existe un mensaje social perverso que dice que el que pierde se tiene que ir", disparó. Y se afirmó en un ejemplo bien actual. "Lo que me da muchísima tristeza es que todo esto termina siendo ley. Cuando un tipo como Ardiles, progresista, bien intencionado, más allá de que a mí no me ha ayudado (el ex DT de Racing dijo que no era conveniente que Bielsa siguiera en la selección porque no iba a poder reaccionar después del duro golpe mundialista), que arma un equipo que merece ganar, pero no gana, y entonces al otro día renuncia. Eso quiere decir que ganaron (con el brazo derecho hizo un gesto abarcativo hacia los periodistas), que es cierto: el que no gana es un imbécil y se tiene que ir. No sirve más. El no peleó contra la norma, la aceptó."

Y continuó: "En los últimos 10 años cambiaron las normas: el contenido no importa más, ni tampoco la calidad de los recursos. El que no obtiene resultados se tiene que ir y Ardiles captó el mensaje: no obtuve el resultado, me voy. Ese es el mensaje de urgencia que se ha instalado en la Argentina; todo tiene que ser inmediato. A Ardiles lo convencieron de que las normas son las que ustedes dicen que son y disculpen cuando digo ustedes porque sé claramente que hay una porción del periodismo que no interpreta las cosas así."

En la encendida conferencia de prensa, Bielsa cargó contra los medios. "No hay método más poderoso para educar que los medios de comunicación y me rebelo contra los mensajes que se envían." Y rápidamente aclaró que no pretendía que lo vieran como un pontificador: "Yo no me describo como un inocente. Soy una expresión de este pueblo, soy igual de malo que los que estoy describiendo. Yo también muestro la hilacha cada vez que puedo", añadió.

"Alguna vez pensé que mi moderación en el éxito me la iban a devolver en el dolor, pero no, te terminan de masacrar. Yo ya aprendí a ser moderado en el éxito y sólido en el fracaso", completó Bielsa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.