Facundo Campazzo: su recuperación y cómo vive el equipo las horas previas al debut en el Mundial de básquetbol

Fuente: Télam - Crédito: Horacio Culaciatti
Diego Morini
(0)
29 de agosto de 2019  • 08:22

WUHAN.- En Ningbó sonaron las alarmas cuando la Argentina perdió a Facundo Campazzo por un esguince de tobillo derecho. Ahora resuena en el parquet del Wuhan Sport Center el pique corto del base cordobés y los fantasmas se alejan. Charla con Luis Scola , trabaja con el fisioterapeuta Paulo Maccari , bromea con sus compañeros, tira desde la mitad de la cancha. Sergio Hernández se relaja porque sabe que tendrá a su hombre clave disponible para el arranque de la Copa del Mundo de China 2019 . El equipo argentino se divierte porque siente que está en la puerta del máximo desafío para esta generación.

Trabajan sin respiro todos por aquí. Tiran cables para terminar las conexiones de red, corren de un lado para el otro para tener las credenciales listas, prueban el sonido. Un estadio que luce impecable tiene en el centro al equipo argentino preparando el duelo de éste sábado ante Corea: "Empezamos a ver a Corea hace unos días. En realidad, mis asistentes desde hace mucho más tiempo que trabajan sobre el rival. Los estudiaron y la información la dan ellos. Tenemos tiempo hasta el arranque para preparar el juego ante Corea. Muchas veces se pierde en este tipo de competencias por estar pensando en el rival más difícil y no en el que está por venir. Es un error caer en esa trampa", explicó Sergio Hernández tras la práctica.

La modernidad se advierte en muchos detalles de este estadio con capacidad para 13.000 espectadores. Aunque también tiene particularidades que contrastan con la fachada exterior. Algunas sillas rotas, oficinas descuidadas con algunos aires acondicionados apilados, baños con letrina, paredes con poco mantenimiento. En este contexto, lo que maquilla las imperfecciones es la voluntad que tiene cada uno de los ayudantes dispuestos por FIBA para solucionar cualquier contratiempo.

Por ejemplo, Tomás, el traductor del seleccionado argentino, solucionó algunos faltantes en el vestuario para que en la próxima práctica no hubiese problemas. Incluso, para poder trabajar con Campazzo en la zona de vestuario también se preparó el escenario. Es que está concentrada la atención sobre el base argentino y Hernández sabe que tener bien al cordobés es una buena señal para el grupo: "Facundo está bien. Siempre cuando está llegando el momento de la competencia hay una adrenalina especial. Es un equipo que se activa bien en estos casos. Podemos tener malos humores o malos días en el juego, pero con la llegada inminente de la competencia oficial nos ponemos bien, nos muestra alegre y queremos competir. Después todo puede pasar, pero estamos optimista para lo que viene. Y el saber que Facundo está entrenando, casi a la par del resto, pone bien al equipo".

El estadio se carga de energía positiva con el cierre de la práctica cuando todos aplaudieron y el asistente Silvio Santander y se quedó él con las miradas. Vuelan las bromas y los códigos internos del plantel se multiplican en miradas y muecas de felicidad. "Estamos en Disney, estamos contentos y felices. Creo que ya nos sacamos una mochila de la gira, de los interrogantes de qué podía pasar, cómo íbamos a responder y dejamos todo atrás. Estamos a horas de comenzar lo más lindo, lo que quiere todo el grupo, con mucha energía. Lo esperábamos desde hace mucho tiempo y por fin ya está acá", dice Patricio Garino.

Se relaja el seleccionado nacional en el hotel, algunos salen de compras a la casa matriz de la empresa que viste a Luis Scola, parte del cuerpo técnico pasea por el Shopping Wanda Plaza. El equipo argentino late al ritmo de la Copa del Mundo. Esta ciudad todavía está algo dormida, pero el Mundial, a los protagonistas que visten de celeste y blanco les acelera el pulso.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.