La Liga de Campeones. Faltaron las emociones en el choque esperado