Felipe Campodónico, la figura de San Luis: "Lo había soñado así"

En la edición N° 50 del clásico, el Marista venció a La Plata RC después de ocho años y 13 caídas seguidas
Máximo Randrup
(0)
14 de agosto de 2016  • 16:04

Todos lo buscan y lo abrazan. Lo felicitan y le palmean la espalda. A Felipe Campodónico, que de golpe sale corriendo y se suma al festejo generalizado, no se le borra la sonrisa. Canta, grita y se vuelve a fundir en un abrazo. Su emoción es tan grande que cuando quiere comenzar a hablar, no puede. La voz no le sale. “Es un triunfo de todo el club”, logra susurrar con un hilo de alma, hasta que las palabras empiezan a brotar: “No se nos venía dando, pero con mucho sacrificio ganamos un partido muy importante. Alguna vez se tenía que dar para nuestro lado y estamos contentos porque los sacamos de la cancha”.

Feli, como se lo conoce en San Luis , convirtió 19 puntos y fue el mejor jugador de un encuentro histórico. En la edición N° 50 del clásico, el Marista venció a La Plata RC después de ocho años y 13 caídas seguidas. Y lo hizo con absoluta justicia: un 29-17 inobjetable que lo deposita en la tercera ubicación del URBA Top 14 .

“Queríamos ganar de una vez por todas y salió todo muy bien. Ahora, nuestro único objetivo es ganar el partido contra Alumni, no pensamos más allá de la próxima fecha”, expresa un Campodónico ya más sereno, aunque con la misma sonrisa.

¿Por qué ganó San Luis? Porque comenzó abajo en el marcador y no se desesperó. Porque estuvo preciso en el juego y sólido en las formaciones fijas. Porque jugó como si fuese una final. El Canario, en cambio, nunca se sintió cómodo. La Plata no encontró espacios para ser profundo y, en defensa, cometió demasiadas infracciones.

Los números maristas demuestran que dejó de ser revelación para convertirse en una realidad. Jugó nueve, ganó siete y perdió dos en los instantes finales. Está tercero, por detrás de los dos principales candidatos (Belgrano Athletic e Hindú), y de a poco se anima a soñar.

Otro hombre clave de la tarde fue Alan Oubiña, quien marcó el try que sirvió para que San Luis pasara al frente en el resultado. De ahí en adelante, la visita manejó el trámite con inteligencia.

“Mi try sirvió para desnivelar un partido que hasta ese momento estaba muy parejo, pero después los ahogamos y justificamos la victoria”, expresó Oubiña y agregó: “Este clásico era fundamental por dos motivos, para seguir arriba en la tabla y para cortar la racha de derrotas contra La Plata. Se nos dio y se disfruta de una manera especial”.

San Luis está de fiesta y Felipe Campodónico vivió su tarde soñada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.