Suscriptor digital

Ferrari, con sus autos iguales

El equipo italiano desmintió que Barrichello reclamara paridad entre su máquina y la de Schumacher.
(0)
21 de marzo de 2000  

MODENA, Italia (ANSA).- Ferrari desmintió supuestas declaraciones de su piloto Rubens Barrichello, publicadas por la revista alemana Kicker, en las cuales el brasileño pedía máquinas iguales para competir con Michael Schumacher, el número 1 del equipo.

"Ferrari desmiente, una vez más, una noticia aparecida en la prensa alemana... Barrichello no dio ninguna entrevista al periódico Kicker y mucho menos puso en duda la absoluta paridad de medios mecánicos puestos a disposición de ambos pilotos", indicó el comunicado de Ferrari.

El propio Barrichello rechazó también la entrevista desde Brasil y afirmó que "uso una máquina idéntica a la de Michael; la frase publicada carece completamente de fundamento".

Según Kicker, Barrichello dijo que esperaba ganar en Brasil para que así Ferrari ofreciera a sus dos pilotos, sin favoritismo para Schumacher, máquinas iguales y las mismas posibilidades de obtener la victoria.

"Si yo gano, y no por un hecho fortuito, sino de manera correcta y convincente, entonces Ferrari deberá garantizar autos perfectamente idénticos" para sus dos pilotos, dijo Barrichello, según la entrevista de Kicker.

Para muchos, la estrategia de Ferrari en el GP de Australia, en el que se impuso Schumacher, perjudicó a Barrichello, quien había tomado la punta de la carrera superando a su compañero en la pista.

Mientras la controversia se originaba en Europa, en SanPablo, donde el domingo próximo se realizará el Gran Premio de Brasil, Barrichello cantó por televisión y prometió que correrá "con el corazón" en la segunda prueba del campeonato de Fórmula 1.

Barrichello participó anteanoche del programa "Domingao do Faustao" (Gran domingo, del animador Fausto Silva), donde compitió en una prueba de karaoke junto con figuras del espectáculo.

El piloto, que llegó en segundo lugar en el GP de Australia, cantó la canción "Roberta" de Pepino di Capri, pero sólo recibió un puntaje de 75 puntos (sobre 100). Su equipo, incluso, perdió la competencia, pero Barrichello mostró buen humor.

"Espero que el Gran Premio de Brasil sea muy competitivo, independientemente de quien gane", indicó. El equipo Ferrari llegó a SanPablo y ya se instaló en el autódromo de Interlagos, despertando la atención de los simpatizantes brasileños.

El piloto de Ferrari observó los trabajos realizados en el circuito paulista, en el que se repavimentó el trazado: "Es la primera vez que veo tan bien la pista de Interlagos", comentó Rubinho, que lo recorrió en un automóvil particular.

Los organizadores, ante la expectación que originó la actuación de Barrichello en Australia, montaron un operativo especial de seguridad por si el piloto local llega a imponerse el domingo próximo.

El esquema prevé un refuerzo de seguridad "en cuatro puntos del circuito". En 1991, después de vencer en el GP de Brasil, Ayrton Senna se detuvo en la recta opuesta para tomar una bandera brasileña y debió ser rescatado por personal de seguridad.El director de la carrera, Rubens Passos, indicó: "El peligro mayor es que invadan la pista. Los autos nunca transitan a menos de 120 km/h en la vuelta de honor".

En tanto, el representante de Gastón Mazzacane, Eduardo Ramírez, confirmó a la agencia Télam que el piloto argentino Nicolás Filiberti, de 23 años, competirá en el Campeonato Mundial Sport Car (ex Sport Prototipo), y compartirá la conducción de una Ferrari 333SP con el italiano Giovanni Lavaggi, bajo la supervisión de Giancarlo Minardi.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?