Ferrari y Schumacher, en la mira de la FIA

Serían sancionados con una quita de puntos por el suceso de Austria
Serían sancionados con una quita de puntos por el suceso de Austria
(0)
26 de junio de 2002  

MILAN.- La noticia repercutió con fuerza en el ambiente automovilístico: el Consejo Mundial de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) podría quitarle hoy cuatro puntos al alemán Michael Schumacher por haberle cedido el primer puesto del podio a su compañero Rubens Barrichello , de Ferrari, en el Gran Premio de Austria, el 12 de mayo último.

Schumacher, Barrichello y los directivos de Ferrari fueron convocados a una audiencia ante el presidente de la FIA, Max Mosley, el titular de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, y otras autoridades.

"No anticipo una situación difícil", dijo el director del equipo Ferrari, el francés Jean Todt.

De todas maneras, las sanciones podría extenderse aún más de lo previsto: Ferrari recibiría un castigo muy duro, pues le serían quitados los 16 puntos que sumó en esa carrera para la Copa de Constructores, tras el primer y segundo puesto de sus pilotos, según adelantó el semanario Autosprint .

El castigo, según la revista, se debería a "los daños que causó a la imagen de la Fórmula 1" la actitud de Ferrari, que encabeza las posiciones de la Copa de Constructores de la F. 1 con 102 puntos, contra 57 de Williams.

La propuesta que presentaría Max Mosley en el organismo que preside sería de esta magnitud, en una reunión que analizará el controvertido GP austríaco, cuando Barrichello, a sólo metros de la meta, debió cederle el primer lugar a Schumacher acatando la orden desde los boxes de Ferrari.

La decisión, que le permitió a Schumacher sumar diez puntos y consolidarse como líder -cómodo, por cierto- del campeonato de Fórmula 1, suscitó, sin embargo, una fuerte silbatina de los fanáticos que se apostaron en el lugar en la plena coronación del ganador. Situación que obligó a Schumacher a cederle el puesto más alto del podio a Barrichello, un acto, lógicamente, simbólico. El escándalo llegó a al punto que el propio Mosley debió enviarle una carta de disculpas al gobierno austríaco.

Pero hay más: también podría caberle un apercibimiento a Schumacher por negarse a subir a lo alto del podio, pues violó el protocolo de la FIA.

Lo cierto es que si se concreta el anuncio de relegarlo al segundo lugar, Schumacher reduciría de 46 a 42 su ventaja como líder del campeonato (hoy tiene 76 puntos y segundo está su hermano Ralf, con 30).

Ferrari justificó su decisión de dar la victoria a Schumacher en Austria aduciendo que su defensa del título mundial no estaba asegurada.

"Michael se fracturó una pierna en el 98. Todo puede pasar en el campeonato. No queremos correr el mínimo riesgo", dijo en ese entonces Ross Brawn, director técnico de Ferrari.

  • Nada de regalitos . Todt negó que la decisión del domingo último, de dejar que Barrichello ganase en Nüburgring, donde marchaba primero y con Schumacher pisándole los talones, fuese un intento por congraciarse con la FIA. "No estaba pensando en la reunión que tenemos mañana (por hoy), eso no es para nada cierto", aseguró el director deportivo de Ferrari.
  • En esta ocasión, los aficionados ovacionaron a Barrichello cuando cruzó la meta para conquistar el segundo triunfo en un gran premio.

    Eso sí: Todt dijo que Ferrari permitió que Barrichello concretase su triunfo, porque el título de Schumacher estaba más seguro en la vanguardia del campeonato que cuando se corrió el Gran Premio de Austria.

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.