Boxeo. Florencia se calza los guantes