Fórmula 1: Mercedes, en alerta para desactivar tensiones entre Valtteri Bottas y Lewis Hamilton

Bottas y Hamilton brindan armonía a Mercedes
Bottas y Hamilton brindan armonía a Mercedes Fuente: AFP - Crédito: Asanka Brendon Ratnayake
(0)
9 de mayo de 2019  • 21:48

Mercedes aplasta la Fórmula 1 desde hace cinco años. Entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg se repartieron los títulos del último lustro, aunque a punto estuvo de que todo estallara por el aire a raíz de la tensión entre los pilotos. La temporada 2016 fue la más crítica, la relación entre el quíntuple campeón británico y el alemán resultó una feroz batalla bajo el mismo techo que se decantó a favor de Rosberg, que tras aquel recorrido de 21 estaciones eligió el retiro. El nuevo calendario enseña a la escudería de Brackley, a un paso de Silverstone, marcando el pulso y reescribiendo la historia: ganó los cuatro Grandes Premios, un inicio inmejorable. Después de dos ciclos de calma y de un ambiente distendido, la paridad estadística que enseñan Hamilton y Valtteri Bottas alertaron a Toto Wolff, director ejecutivo de Mercedes, que no desea repetir la hostilidad que envolvió al garage en el pasado. "El respeto debe permanecer, somos muy fuertes como equipo y no permitiremos que la relación entre los pilotos se deteriore hasta el punto de que tenga un efecto negativo", comenta quien consultó a Alain Prost en los días en que la conexión entre Hamilton y Rosberg no tenía punto de retorno. En el Gran Premio de España, el domingo, en Montmeló, Mercedes enseñará las actualizaciones del chasis W10 y también cómo se desarrolla la vida interna.

La incorporación de Bottas, después del alejamiento de Rosberg del paddock, alivió a la estructura. "El equipo es como Alicia en el País de las Maravillas si comparamos con lo que teníamos. Son el Ying y el Yang, todo sucede en la pista", resaltaba Wolff, cuando Hamilton se consagraba quíntuple campeón de la F.1. Pero la salud de Mercedes podría sufrir alteraciones: el finlandés hizo el proceso de aprendizaje y está en condiciones de disputarle el reino a su compañero.

"Vienen los recuerdos a la mente, claro. Tenemos dos pilotos con ambiciones, con capacidad para ganar el campeonato. Dependerá de todos ser muy conscientes de esa situación y recordar rápidamente que Vettel y Leclerc están al acecho para volver al juego. No podemos dejarnos llevar por cuatro resultados, debemos robustecer la relación y la armonía que existe entre Lewis y Valtteri", dijoWolff, sobre las reacciones que debería enseñar el equipo.

En el pasado, Mercedes consultó a Prost sobre la relación que el francés llevaba con Ayrton Senna en McLaren en las temporadas 1988 y 1989, cuando la rivalidad interna era insostenible. Wolff admitió esa charla, de 2014, cuando Hamilton y Rosberg enseñaban los primeros chispazos. "La falta de transparencia de cómo se administró la situación hizo empeorar la relación. Los pilotos nunca sabían cuál era la agenda de McLaren, si existía algún tipo de políticas favorables a uno u otro", relató.

El GP de España 2016 dibujó una mueca de fastidio en Mercedes, con el accidente que protagonizaron Hamilton y Rosberg en la tercera curva de la primera vuelta, que dejó a los dos pilotos fuera de la carrera. "No esperaba que desayunaran juntos, porque no se caían bien, pero la relación era pésima. Estaban tan mal que no se saludaban", ventiló Lauda, después de que Rosberg dejara la butaca vacante.

Hamilton demostró que la puja interna no lo desmorona, es un especialista en los que se denomina mind games, maniobras que desestabilizan a los rivales y en particular a los compañeros de garaje. Lo hizo en McLaren con Fernando Alonso y lo repitió en Mercedes con Rosberg. "Nunca lo vi débil. En 2018 era fuerte, solo tuvo mala suerte en algunos Grandes Premios. Si hay un Valtteri nuevo, habrá que verlo, pero para mí no hay diferencia ¡salvo por la barba!", dijo Hamilton, luego del éxito de Bottas en Melbourne, cuando no era una amenaza.

Dos años atrás, Wolff fue categórico cuando le preguntaron cómo actuaría su sus pilotos llegaban emparejados a la definición del campeonato. "No vamos a interferir, mientras ambos puedan ganar el campeonato me gusta verlos competir. Y si fuera el caso, nos aseguraríamos de aplicar un sistema de tarjetas amarillas y rojas, pero estamos demasiado lejos de eso".

Con Mercedes dominante y a la espera de una reacción de Ferrari, la F.1 se fija en el duelo que podrían protagonizar Hamilton y Bottas.ß

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.