"Fue nuestro mejor partido"

Griguol, con una visión optimista
(0)
30 de octubre de 2000  

Las preguntas son las mismas que siempre: ¿puede Gimnasia pelear el título hasta el final?, ¿esta vez tiene un plantel capacitado para lograrlo?, ¿cómo evitar la ansiedad de los jugadores y de la gente? Y aunque por momentos Carlos Timoteo Griguol muestre algo de enojo por la repetición, sabe que él mismo debe responder los interrogantes que llevaron a Gimnasia a quedarse sin aliento en varios momentos de definición, cuando faltaba poco para lograr el sueño de ser campeón.

Por eso Griguol contesta: "Hoy demostramos que tenemos algunos chispazos para ser candidatos. Antes de empezar el campeonato dije que Gimnasia estaba -10. Ahora mejoramos mucho, por momentos somos un equipo extraordinario, pero tampoco nos creamos que pasamos a estar 10 puntos. Cometemos algunos errores infantiles, como en el penal para Lanús. No podemos hacerle ese foul a un jugador que está de espaldas al arco. Además, a veces permitimos que nos lleguen de contraataque". "En las prácticas o en el vestuario los días de los partidos tengo que pegar algún cachetazo o poner alguna pena para tener a todos concentrados y para que cumplan con su trabajo. Por ahí se ve alguna cara larga, pero después somos todos amigos".

"Hay que tratar de poner serenidad para tanta ansiedad. En la semana hay que estar tranquilo y después los partidos tenemos que vivirlos entre todos como se pueda".

La distancia con Boca se acortó, y el entrenador opinó: "Nos acercamos dos puntos, aunque ellos siguen siendo los que mandan. Pero tampoco nos tenemos que olvidar de Talleres, porque ganaron y siguen a un punto de nosotros. Es demasiado temprano para dar un veredicto sobre el campeonato, porque quedan muchos puntos en juego. Y si bien le sacamos dos puntos más de ventaja a River, el domingo tenemos que jugar contra ellos. Ahora no nos podemos quedar".

Lo cierto es que Gimnasia está muy cerca de Boca, con el mismo plantel que en el torneo pasado, apenas se ubicó en el décimo lugar. ¿Qué cambió desde entonces? "Y... yo te podría decir que le aporto al equipo mis 32 años de experiencia", dice Griguol acreditándose algunos méritos.

Porque en el fondo es así, Griguol está orgulloso de su equipo y entre tantas declaraciones medidas siempre deja escapar algo: "Tuvimos mucha seguridad defensiva. Pegamos en los momentos justos y fue importante que Noce atajara el penal, porque si no, con el 2-2 íbamos a tener que arriesgar para buscar la victoria. Por suerte pudimos manejarlo y fue nuestro mejor partido".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.