Funny Cide, una máquina de correr

(0)
18 de mayo de 2003  

BALTIMORE (Especial).- El formidable Funny Cide ganó ayer por nueve cuerpos y tres cuartos el Preakness Stakes (GI-1900 m) y quedó a un esfuerzo más de convertirse en el primero que obtiene la triple corona norteamericana desde que Affirmed lo hizo en 1978.

Propiedad de diez socios, castrado, criado en Nueva York y comprado por 75.000 dolares de producto, Funny Cide venció a Midway Road, con Scrimshaw en el tercer puesto y Peace Rules en el cuarto.

La diferencia que estableció Funny Cide sobre sus rivales confirmó aquello que muchos suponían: éste no era un Preakness recargado de grandes estrellas y si mostraba parte del mismo repertorio de condiciones que le permitió vencer en el Derby la victoria sería suya. Y así fue.

José Santos, su jinete, puso en práctica la estrategia que le había adelantado 48 horas antes a LA NACION, cuando develó que pondría a Funny Cide en la segunda línea para atacar rápido a Peace Rules si este iba a la punta.

Le metió presión a partir de la segunda mitad de la carrera y antes de ingresar en la recta su victoria era un hecho. Pudo ganar por menos, pero Funny Cide necesitaba establecer diferencias para que nadie dudara de todo lo que vale. "La única máquina que tuve en mis manos es este caballo", dijo Santos tras la victoria, en una frase cargada de ironía, destinada a los oídos de aquellos que dudaron de su legítimo triunfo en el Kentucky Derby.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.