24 horas con el "equipo más pobre de América"