"A Barcelona hay que presionarlo"

Leandro Benítez, autor de los dos goles a Pohang Steelers, tiene la receta para ganarle la final al conjunto español
Francisco Schiavo
(0)
17 de diciembre de 2009  

ABU DHABI.- Aún incrédulo, Leandro Benítez mueve de un lado a otro la cabeza en el coqueto yacht club detrás del hotel Intercontinental. La victoria de Estudiantes quedó como un recuerdo de oro macizo en su cabeza. Dos goles, los de la clasificación para la final del Mundial de Clubes, aportó aquel mediocampista que hace algún tiempo no encontraba su lugar con la camiseta blanca y roja. Dos gritos que, en un vuelo directo, lo llevaron a una final con el poderoso Barcelona, en el cielo mismo de la elite futbolística.

"Fueron los más importantes de mi carrera por lo que se jugaba, por nuestras familias, por la historia del club que llegó a una final del mundo después de 41 años. Me pasó algo increíble". Anteanoche dijo no haber caído. Y aún parece no haberlo hecho.

-¿Cómo se sienten ahora con Barcelona en la final?

-Orgullosos. Es un orgullo muy grande enfrentarnos contra uno de los mejores equipos del mundo, acaso el mejor. Me gusta mucho la idea de jugar contra futbolistas tan importantes como Messi, Henry, Iniesta... Será una experiencia única. Vamos a tener que esforzarnos mucho en la marca y en el despliegue.

-¿Cómo se encara un partido así?

-Creo que tenemos que jugar como lo hicimos durante los primeros 20 minutos del partido contra los coreanos. Será fundamental nuestra presión cuando ellos tengan la pelota. A Barcelona hay que presionarlo. Ojalá podamos quitarle la pelota porque son muy peligrosos. Serán 90 minutos y sabemos que puede pasar cualquier cosa. Se nos cruzan mil cosas por la cabeza. No puedo ni imaginarme esa final. Tenemos que hacer un buen papel y dejar a Estudiantes bien parado.

-Se los vio algo contenidos contra Pohang Steelers, ¿cómo los afectaron los nervios?

-No sé si estábamos nerviosos. Sentíamos mucha ansiedad por el partido. Sabíamos que teníamos que hacer bien las cosas, como las veníamos haciendo hasta ahora, porque nos costó mucho llegar hasta acá. Hicimos un esfuerzo enorme. Por momentos nos costó abrir el partido, pero los coreanos corrieron mucho y marcaron bien. Así nos complicaron. Hicieron un juego demasiado físico, de contacto. Pero creo que fuimos superiores.

-¿Cómo es jugar en un lugar tan exótico?

-En sí los partidos no cambian demasiado, pero la pelota es muy liviana y nos estamos acostumbrando. Lo que es muy raro es estar tan lejos de la Argentina. Por suerte yo pude traer a muchos de mis familiares, aunque eso es lo más extraño. Pero acá sobrellevamos la distancia porque es un grupo unido. Estamos mucho tiempo juntos por las concentraciones. Más en los últimos tiempos, que jugamos miércoles y domingos. Pero la pasamos bien. Tengo amigos acá y se hace más fácil.

-¿Hubieran llegado tan lejos si no se llevaran bien?

-Creo que no. Por suerte, después del título en el Apertura 2006 se mantuvo y se consolidó una base. Los chicos de las inferiores que subieron también se acoplaron bien y entendieron enseguida lo que es Estudiantes. Así pudimos sostener una línea y un método de trabajo que nos trajo hasta acá.

-¿Pensaste en irte cuándo la gente te resistía?

-Fueron momentos complicados, pero no. No me gustaba que insultaran, claro, pero sabía que tarde o temprano las cosas iban a salirme bien. Estaba convencido de eso.

-¿Qué esperás de tu carrera después del Mundial de Clubes?

-Me costó mucho ganarme un lugar en este club, que fue en el que me formé, y no me gustaría irme en un momento tan bueno. Pero también es cierto que si viene una oferta como para salvar económicamente a mi familia no se podría resistir. Aunque lo único que quiero ahora es terminar bien este campeonato con Estudiantes.

Leandro Benítez, aquel que debió reacomodar su carrera en Olimpo y Quilmes, aquel que llevó a Estudiantes hasta las mismas narices de Barcelona.

Auckland City se quedó con el quinto lugar

Auckland City, de Nueva Zelanda, terminó quinto en el Mundial de Clubes que se disputa en Emiratos Arabes: superó a Mazembe, de Congo, por 3-2, antes del partido que Barcelona le ganó a Atlante 3 a 1.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.