A Felipao siempre se le cruza un argentino

De buen humor y mucha paciencia, el DT de Brasil acepta el juego de la rivalidad: elogia a Messi y a Sampaoli: "Su equipo se ha superado"
Daniel Arcucci
(0)
28 de junio de 2014  

BELO HORIZONTE.– "O treinador voltou a mostrar seu jeito típicamente mal humorado", decía la crónica de un diario brasileño, a propósito de una de las conferencias previas a los partidos de Felipao y costaba aceptar que se estuviera refiriendo a ese hombre. Es cierto, las cosas se ven desde otro lugar cuando se es casi un espectador neutral, pero lo que suele ofrecer el entrenador de Brasil es, justamente, un show de gestos y frases propios de un actor, que transforman esas colectivas en pequeños actos teatrales. Pero de malhumorado, poco.

De lo contrario, no se entendería cómo accede a responder por enésima vez, y nada menos que en la vigilia del primer "mata mata" (expresión que se repetirá más de una vez) de su Brasil en su Mundial, acerca de la Argentina y de Messi. Como si no bastara con lo que ya había dicho sin que nadie le preguntara específicamente, después del triunfo contra Camerún: "Brasil depende de Neymar como la Argentina depende de Messi, es normal", sintetizó entonces. Como si no le bastara con que se cruzará con un argentino hoy mismo, porque fue él quien le dedicó un elogioso párrafo a Jorge Sampaoli, conductor del Chile con el que se enfrentará en los octavos de final, en el estadio Mineirao.

Como si no bastara nada de eso, y con el mejor de los humores y la mayor de las predisposiciones, vuelve a responder sobre el tema.

"¿Cuál fue el Ronaldo que dijo que Messi era mejor que Neymar? ¿Cristiano? ¿Ronaldinho Gaúcho? ¿Ronaldo, el fenómeno? Hasta Rivaldo, podría ser… Todos con ‘erre’. No, en serio. Messi es un crack, es uno de los mejores jugadores que existen en el mundo. Y, naturalmente, cualquier club, selección o equipito de barrio va a girar en torno de él. Es un jugador de mucha calidad. Y esa es una opinión de Ronaldo, que fue uno de los mejores jugadores del mundo y debemos respetar. Mi opinión personal la daré algún día, dentro de 15 años; ahora no diré nada."

Mentira. No esperó 15 años. Ni siquiera 15 minutos. Bastó una pregunta más, un rato después, para que desarrollara todavía más el concepto. Más claro que nunca, como para que no quedaran dudas: "Messi es uno de los mejores jugadores del mundo, Neymar camina en ese sentido. Neymar no juega para ser el mejor, para ser mejor que Messi. Juega para Brasil y por Brasil. Para que Brasil sea campeón del mundo".

Para que lo sea, claro, tiene que llegar a la final. ¿Y si la final es con la Argentina?, vuelven a preguntarle, ya casi como una prueba para su paciencia. No la pierde: "Argentina ganó los tres partidos. Tiene una gran selección. Yo no puedo pensar en la final. Tengo que pensar en Chile. Tengo que dar el paso siguiente, que es Chile".

Parece que con esa respuesta zafará de la pegajosa marca argentina. Pero no. Porque enfrente, en el banco de enfrente, tendrá a un… argentino. Y habla de él. Con muchísimo respeto y una no disimulada admiración. "Desde la llegada de Sampaoli, el equipo tiene una nueva dinámica, una performance mucho mejor. Los jugadores se adaptaron perfectamente al sistema. Y, realmente, a partir de su llegada el equipo ha producido de tal forma que está mejor que antes, se ha superado".

Y el hombre que logró eso con Chile, Jorge Sampaoli, de él se trata, vive el partido de una manera muy particular: "Por ser argentino y haber vivido toda mi infancia, siempre mi clásico fue Brasil. Por eso me gusta mucho este tipo de enfrentamiento. Sé que es un partido tan especial como complicado. Chile creció mentalmente y puede desarrollar un juego sin ningún tipo de temores". Sin embargo, el hombre que desde Casilda saltó al fútbol de América latina y del mundo, siempre con Bielsa como espejo, sabe mejor que nadie dónde está parado ahora. Por qué, y por quiénes… "Ser un argentino que está en el Mundial significa más orgullo de mi gente que mío propio. Estoy más vinculado al sentir del pueblo chileno, que espera que yo le dé una posibilidad que está esperando desde hace mucho tiempo".

En ese sentido, le dio un respiro a Felipao: basta de hablarle de la Argentina. Claro que el respiro es hasta cierto punto. Enfrente tendrá a un hombre que le ha dado continuidad y cuerpo a un idea de jugar que llevó a Chile a pelearle mano a mano a quien sea. Sucedió no hace mucho, antes del Mundial, cuando aun perdiendo, provocó la admiración del técnico alemán Joachim Löw, rival en esa circunstancia. La filosofía se resume en una frase: "La búsqueda del fútbol chileno es encontrar un lugar. Brasil ya tiene la historia, nosotros la tenemos que buscar".

Sobre la historia, justamente, le preguntaron a Felipao. Y si es cierto que había que hacerle caso a Thiago Silva, cuando había declarado que Brasil debía jugar como el Atlético de Madrid: a hacer un gol y, sobre todo, que no le conviertan ninguno. "Nosotros jugamos de acuerdo al equipo que construimos y de acuerdo a lo que a nuestros jugadores les conviene. Los jugadores tienen la posibilidad de discutir esa idea. Thiago dio el ejemplo de un equipo que juega en forma organizada y puede llegar de contraataque, sin perder líneas de calidad". Thiago Silva había hablado, sí, del equipo del Cholo Simeone. Pero basta de cruzarle argentinos en el camino de Felipao, que con Sampaoli ya tiene bastante, aunque no pierda su buen humor.

"Messi está yendo de menos a más y seguramente terminará siendo uno de los mejores de este torneo"

Jorge Sampaoli

Técnico de Chile

"Messi es uno de los mejores jugadores del mundo, Neymar camina en ese sentido"

Felipao

Entrenador de Brasil

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.