Acosta: "Gran parte del título se definirá acá"

Confiado en el desquite en el Bajo Flores, el goleador admite que un empate ante Atlético Medellín también sería un buen resultado; el delantero no descarta anticipar su retiro si gana el torneo continental
(0)
27 de noviembre de 2002  

MEDELLIN (De un enviado especial).- Se acomoda en una silla, rodeado de palmeras, al borde de la pileta. Pide un jugo de naranja, prueba un sorbo y lanza la frase, sin anestesia. "Es una posibilidad concreta dejar ahora el fútbol. Sería algo muy lindo levantar una copa y decir me voy , porque sería un final con el broche de oro. Voy a ver", advierte Alberto Acosta, que a los 36 años ya tiene decidido colgar los botines . Pero, ¿cuándo?

-¿No te ibas a retirar en junio próximo?

-Es que la gente piensa como algo lógico que me retire con todos los honores. Aunque, por otro lado, tal vez sería facilista, porque sé que puedo dar más. La otra opción es terminar con el final del contrato, en junio de 2003. Pero nunca se sabe, lo mío es el momento...

-¿Cuándo lo vas a decidir?

-Lo voy a hablar con mi familia. Se me vino a la cabeza el Beto Alonso, que se retiró con toda la gloria. Después de la Copa Sudamericana se vienen las vacaciones y ahí lo voy a pensar bien...

Sorprende el Beto Acosta, que hoy buscará un nuevo gol en la primera final ante Atlético Nacional. "Hay que sacar un buen resultado. Puede ser un triunfo o un empate. El desquite será en San Lorenzo, por eso digo que gran parte del título se definirá acá. Ojalá que cerremos un ciclo inolvidable. Este año ganamos la Mercosur y ahora estamos cerca de otra copa. Podemos ser el mejor plantel de la historia de San Lorenzo", confiesa el atacante, el único jugador requerido por los autógrafos colombianos.

-¿Cómo vivís las horas previas a la final?

-Con alegría. La Sudamericana está muy cerca y nosotros la estamos disfrutando al máximo. Yo les digo a los chicos que hay que disfrutar las finales, más allá de las presiones. A veces, el fútbol te da muchas cosas y hay que tomarlas con placer, sobre todo si pienso que en junio próximo, o antes, me retiro. Quiero disfrutar todo, cada viaje, cada práctica. Estoy feliz acá, porque no sé si voy a tener otra oportunidad así. Tengo claro que podemos ingresar otra vez en la historia del club y lo vivo como si fuera mi última final. Y siento un reconocimiento que, acaso, no tuve nunca.

-¿Y eso te molesta?

-No. Al contrario, me alegra muchísimo que se hayan dado cuenta de que fui un aporte bueno, regular o malo para el fútbol. Que dejé una huella. Yo, ahora, ya no pienso tanto en mí, pienso más en el grupo: últimamente hasta me doy el lujo de hacer algún pase gol... Yo ya me gané un nombre y no soy un egoísta.

Se levanta y deja la última sentencia, más allá de las frases de ocasión. "Perder la Copa no sería un fracaso, pero sería una gran decepción porque San Lorenzo, desde el primer momento, creyó en la importancia de este torneo. Y vamos a dejar el alma por este título", confiesa el delantero. El apellido del gol de San Lorenzo.

Con el Rojo, nada de favores

MEDELLIN (De un enviado especial).- "Independiente... Vi algunas imágenes por TV; parece que ya salieron campeones. Pero saben que tienen que jugar con nosotros. Cuidado, a ver si damos una linda sorpresa", dijo Pablo Michelini. "Dicen bol... del Clausura 95, sobre que le deberíamos un favor. Son pavadas. Yo quiero jugar y ganar", agregó el Beto Acosta. Las voces resumen a la perfección lo que se piensa en San Lorenzo de las suspicacias sobre el clásico ante el puntero del Apertura. A propósito: el tema llegó a la prensa española. El diario As habló de "sospechas" sobre un supuesto arreglo para un empate.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.