Idolo de una generación. Adiós a un goleador de raza