"Ahora fuimos nosotros las víctimas"

José Antonio Camacho se refirió al desempeño del árbitro egipcio, que favoreció claramente a Corea
José Antonio Camacho se refirió al desempeño del árbitro egipcio, que favoreció claramente a Corea
(0)
22 de junio de 2002  • 07:03

KWANGJU, Corea del Sur.- "Ya les había pasado a otros equipos, y ahora fuimos nosotros las víctimas". La bronca del entrenador español José Antonio Camacho apunta al polémico arbitraje del egipcio Gamal Ghandour, quien perjudicó con algunos fallos al conjunto europeo.

El juez anuló por discutibles posiciones adelantadas dos goles de España y cobró varios fuera de juego que también parecieron inexistentes cuando las posibilidades españolas de anotar eran evidentes.

"Pensaba que los arbitrajes iban a ser más justos por tratarse ya de los cuartos de final", explicó el DT, quien agregó que "nos vamos, pero hemos luchado y trabajado, y la suerte estuvo con el rival. A los muchachos (por los jugadores), sólo me queda felicitarlos", dijo.

Bronca bastante contenida

GWANGJU, Corea del Sur (De nuestros enviados especiales).– Los groseros y –gracias a la televisión– evidentes errores del juez egipcio Gamal Ghandour en beneficio de su adversario molestaron al plantel español, pero, al menos por lo que sugieren sus declaraciones, no provocaron más que duros cuestionamientos. El arquero Iker Casillas destacó que el equipo ya sabía que el árbitro podía perjudicarlo porque “ya se había visto eso en los partidos que Corea jugó frente a Estados Unidos, Portugal e Italia”, para lo cual los jugadores ibéricos ya estaban “mentalizados”.

El entrenador José Camacho resultó el más indignado: “No pensaba que sería tan descarado (por el referí), ya que estaba viéndolo todo el mundo. Ya les había pasado a otros equipos, y ahora nosotros fuimos las víctimas. Pensé que los arbitrajes iban a ser más ecuánimes ya en los cuartos de final”.

La ira de Camacho no acabó en eso: “Hemos perdido muy injustamente. Nosotros jugamos al fútbol e hicimos los goles. Sólo faltó que el guardalíneas no levantara la bandera y el árbitro validara los goles que anotamos”.

También Iván Helguera apareció muy contrariado: “Habíamos llegado a cuartos con todo merecimiento y nos han quitado la posibilidad de llegar a semifinales. Hemos sido superiores, jugado muchísimo mejor, tenido las mejores ocasiones de gol, pero no nos han dejado ganar. Esto está clarísimo. El Mundial es cada cuatro años y cuando uno tiene una oportunidad de oro como ésta, se la quitan”.

No podía faltar el enojo de Fernando Morientes, a quien le fue birlado un legítimo gol de oro: “Estamos hablando de cuartos de final de una Copa del Mundo, no de un amistoso jugado en cualquier parte... Dos goles anulados; eso nunca se ha visto”, criticó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.