"Ahora la presión es de River y de Boca"

Gastón Sessa quiere descomprimir las responsabilidades de Vélez. "Espero que los santafecinos les saquen algún punto a los grandes", dijo
Diego Morini
(0)
11 de mayo de 2003  

La salida de los jugadores de Vélez del vestuario es una galería de sonrisas. Uno tras otro pasan los compromisos más difíciles y el conjunto de Liniers siempre suma de a tres puntos. Después del decisivo triunfo ante San Lorenzo por 2 a 0, el sueño cada día tiene más sustento. Y aunque todos se refugian en la cautela en cada declaración -ninguno se anima a decir que el equipo es candidato al título-, disfrutan de la supuesta condición de punto que tiene el conjunto de Carlos Ischia.

"Ahora la presión es de River y de Boca", dice Gastón Sessa, uno de los referentes de este equipo. "Nosotros tenemos dos puntos de ventaja y ellos tienen que jugar partidos muy complicados. Espero que los santafecinos le saquen algún punto a los grandes", se entusiasma el arquero.

Pero como tampoco es cuestión de ilusionarse demasiado, Sessa enseguida vuelve al libreto habitual: "Este fue un triunfo durísimo, seguimos bien arriba, pero no tenemos que perder la humildad que tuvimos durante todo el campeonato. No hay que olvidarse de que todavía quedan siete fechas y pueden pasar muchas cosas".

A Carlos Ischia tampoco se le escapan declaraciones que se acerquen a la palabra prohibida: campeón. Pero con un poco de ironía, se anima a jugar con sus dichos: "A mí me preguntan si estar en la punta es un sueño. Yo sueño desde que empezó el campeonato", dijo el DT.

Y al recordarle si las metas de su equipo están cumplidas, recuerda: "Y... nuestros objetivos son los que nos permitan. Primero queríamos mejorar la posición del torneo anterior y hoy, cuando todavía faltan siete partidos, llegamos a 28 puntos, que son los mismos que sacamos en el Apertura (Vélez finalizó en la quinta posición). Bueno, ahora queremos asegurarnos la participación en las Copas. Estamos bien para la Sudamericana y para la Libertadores. Después, si podemos seguir arriba, mejor".

Pero los que viven con más intensidad este momento de Vélez puntero, para muchos increíble, son los más jóvenes del plantel. Es el caso de Walter Alcaraz, que en la quinta fecha sufrió una importante lesión en la columna y que ayer jugó su segundo partido después de volver ante Boca. "La verdad es que esto no lo puedo creer -afirmó el defensor-. Este es un triunfo bárbaro. No me voy a cansar de decir que lo mejor de este grupo es que es muy solidario. Eso es fundamental para estar en el lugar en el que estamos."

Para Maximiliano Bustos, la serenidad del equipo será fundamental de aquí al final: "No tenemos que apurarnos. Lo de hoy fue muy bueno y seguimos de racha con los equipos grandes, pero nos quedan siete partidos donde sabemos que todos van a venir con intenciones de bajarnos. Mientras tengamos la posibilidad de estar ahí arriba no la vamos a desaprovechar. Igual, los candidatos siguen siendo Boca y River".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.