Al Leeds de Bielsa le salió todo mal: le hicieron un gol tras una doble mano, no le dieron un penal, erró otro y volvió a perder

Marcelo Bielsa, durante el partido que su equipo, Leeds, perdió por 1 a 0 ante el QPR, por el Championship inglés.
Marcelo Bielsa, durante el partido que su equipo, Leeds, perdió por 1 a 0 ante el QPR, por el Championship inglés. Crédito: @LUFC
(0)
18 de enero de 2020  • 11:59

"Dos veces. ¡Dos veces!", le recriminó en inglés Pablo Hernández, el mediocampista ofensivo de Leeds United al árbitro inglés Peter Bankes. Fue luego del pitazo final que sentenció el 1-0 de QPR sobre el equipo que dirige Marcelo Bielsa, y que ahora lleva dos derrotas en fila y hace cuatro fechas que no gana. De todas maneras, Leeds no perderá el segundo puesto en la tabla del Championship durante esta jornada y seguirá en puestos de ascenso a la Premier League.

El gol de QPR con la doble mano

Hernández increpó al árbitro Bankes por la jugada que cambió tanto el resultado como el trámite del partido. A la salida de un tiro libre a los 20 minutos, la pelota dio no una, sino ¡dos veces! en la mano del delantero Nahki Wells, quien convirtió el único gol del encuentro. Bankes lo convalidó, pese a que el reglamento es claro: más allá de la intención del atacante, si la pelota pega en la mano, la jugada debe anularse. En el Championship inglés, que define los ascensos a la liga más globalizada del mundo, no hay VAR.

"En el fútbol hay muchas situaciones que no podemos manejar. A veces, esas situaciones dañan a los equipos o juegan a favor de uno de ellos. Hoy, todo lo que no podemos manejar estuvo en nuestra contra", dijo Bielsa luego del encuentro, en obvia relación al trabajo del árbitro.

Antes de ese trance que definió el resultado, Leeds había tenido otra discusión con el árbitro por un penal que Bankes no sancionó. Lee Wallace, lateral izquierdo de QPR fue muy fuerte contra Helder Costa, de Leeds. La infracción, que pareció evidente, fue obviada por el árbitro.

En el segundo tiempo, los dirigidos por Marcelo Bielsa fueron al frente en busca del empate. Pero se tropezaron contra la falta de efectividad. Patrick Bamford, el número 9 del equipo que no tiene suplente, tuvo una oportunidad inmejorable luego de que Banks volviera a equivocarse: juzgó penal en una dudosa infracción del arquero Liam Kelly sobre el propio Bamford. Desde los 12 pasos, se impuso Kelly.

El penal que no le dieron a Leeds

Tuvo Leeds más chances, pero la ineficacia de su 9 sumada al palo en un tiro libre de Hernández se opusieron al empate. Ya sobre el final del partido, y en una muestra de impotencia, Kalvin Phillips vio la tarjeta roja. Leeds terminó derrotado y con un jugador menos.

Bielsa admitió la falta de contundencia de su equipo a la hora de llegar al arco rival. "Está claro que no somos eficientes a la hora de sacar ventaja de las chances que tenemos. Y, también, que necesitamos muchas oportunidades para anotar un gol", apuntó el ex entrenador del seleccionado argentino. De todas maneras, descartó refuerzos en el mercado de invierno. "Por ahora no hay novedades", respondió Bielsa ante la consulta sobre la llegada de nuevos jugadores.

Las posiciones

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.