River, en su debut en la Copa de la Superliga, no pudo con Aldosivi e igualaron 1 a 1

Argentina Copa de la Superliga Ronda de 16
  • 1
Aldosivi

Aldosivi

  • Cristian Chávez
  • 1
River Plate

River Plate

  • Enzo Pérez
Darío Palavecino
(0)
28 de abril de 2019  • 09:00

MAR DEL PLATA. - Quizás esa poco frecuente reacción de Marcelo Gallardo con el partido terminado, con un reproche cara a cara ante Cristian Ferreira por haber buscado el arco de manera directa y desde lejos en lugar de un centro en la última jugada, resuma la bronca que quedó en River por el déficit de gol, merma de rendimiento y este empate en uno con sabor a poco ante Aldosivi.

Al campeón de América le está costando y mucho acertarle al arco. Y cuando la falta de efectividad la combina con alguna distracción en el fondo, lo paga caro. Quedó claro anoche. Con todos sus titulares y ante un rival inferior en jerarquía que supo aprovechar una de las pocas que tuvo. Con eso le alcanzó al local para llegar a la revancha del próximo viernes, en el Monumental, apenas con la mínima desventaja que en este formato de torneo significa haber recibido un gol en casa.

River tuvo todo para ganarlo, siempre fue superior pero dominio no alcanza si la pelota no llega al fondo de la red. Lució voraz en el inicio, fue poco efectivo en tantos intentos y la posibilidad de la victoria se le escurrió en la segunda mitad del complemento. Por momentos jugó bien, pocas veces logró ser profundo y la falta de puntería se le convierte en karma.

A estadio lleno casi lleno, con 15000 hinchas visitantes para enriquecer el contexto del espectáculo, River era candidato claro en este debut de Copa de Superliga y lo demostró desde el primer minuto. Pisó campo rival decidido a encontrar la ventaja. Tanto que tuvo la primera chance al 1.40 con un mano a mano que Rafael Borré desperdició frente a Pocrnjic, que apenas alcanzó a desviar.

Fue un primer cuarto de hora de presión e intensidad, con Enzo Pérez, Exequiel Palacios e Ignacio Fernández al comando del ataque, siempre a la búsqueda de espacios a espaldas de los centrales. Y con la aparición de Angileri y Montiel por las bandas. Así pudo estar al menos un gol arriba bien pronto.

El gol de Enzo Pérez

Pero tanto Borré como Pratto están de racha, y no la más deseada para quienes llevan tatuado el sello de goleador. El colombiano falla y su compañero de ataque participa más como pivot, muy lejos del área, que en zona de ejecución.

De a poco el local se afirmó. Gustavo Álvarez, el entrenador de Aldosivi, había dispuesto un mediocampo bien cargado, con la incorporación de Videla a la habitual dupla de centrocampistas que conforman Gino y Miloc. Y desde ese trabajo, cada vez con algo más de orden y algún metro más adelante, alimentar a Pisano, convertido casi en único camino de ataque. El habilidoso volante tuvo un par de desbordes claros aunque no fue suficiente como para asistir a Chávez, centrodelantero de paso desgarbado que anda siempre pisando el área con un olfato de gol letal.

Fernández, asumido como conductor, no estuvo fino y eso lo sufre mucho este River que intenta avanzar con buen juego. Lo compensó Pérez, dueño de la media cancha, despliegue y distribuidor de juego, también con llegada al gol. Aunque el último pase fue siempre un problema y cuando pasaba la última línea, los delanteros fallaban. Así Aldosivi aguantaba como podía, con Pocrnjic otra vez como destacado con sus atajadas. No pudo con la última del primer tiempo, un cabezazo de Pérez tras un muy buen centro de Angileri. Era justo, pero también cuando el local más había hecho para equilibrar el juego.

El mismo pecado repitió River en el complemento. Gallardo, que advertía esa falta de profundidad y tal vez también indicio de cansancio tras el partido de mitad de semana en Chile por Copa Libertadores, dejó a Pratto en el vestuario y apostó por Julián Álvarez. Una apuesta que no incidiría en el resto del partido.

El empate de Chávez

Un cabezazo de Pinola en el travesaño fue lo más claro de River para instalar una ventaja clara. Gallardo tenía claro lo errático de cada intento y buscó más caudal de juego con el ingreso de De la Cruz por Palacios. En esta tarde noche las soluciones no parecían estar en el banco de suplentes.

Distinto fue para el técnico de Aldosivi, que dispuso un cambio ambicioso: sacó a Gino del mediocampo y ubicó a Facundo Castillón para buscar desbordes por izquierda durante la última media hora. En el segundo intento, el rubio delantero le ganó la espalda a Montiel, encontró mal parada al resto de la defensa y su centro pasado lo aprovechó Chávez. Solo, por el segundo palo y a espaldas de Pinola, definió perfecto ante Armani. Todo con apenas tres pases.

El cuarto de hora final fue de intentos lavados, poco claros. Quizás lo más claro fue una jugada individual de Fernández, que cuando había ganado a su marcador y tenía para definir de zurda prefirió tirarse, apenas pisado en el botín en una jugada de penal muy fina que Vigliano no solo no compró sino que cerró con tarjeta amarilla para el jugador de River por su airada protesta. Otra más tuvo Borré, con rebotes en el área chica que salvaron a Pocrnjic.

En ese desconcierto final fue que la visita la pasó mal. Y hasta tuvo chances de perder el partido por una sucesión de jugadas con pelota parada, la mejor arma que tuvo Aldosivi para acercarse al arco de Armani, que al cabo del partido terminó siendo determinante para mantener el empate. Había sacado varias y sufrió en el final con otro remate de Chávez. Empate y pase de ronda que se define en cinco días, en Núñez. A pesar de las diferencias de plantel, la serie sigue abierta.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.