Algarabía por el triunfo

(0)
30 de junio de 2002  

José Luis Pelanda se convirtió en el héroe de la primera final al convertir los tres goles del triunfo de Español ante Ferro por 3 a 1. El goleador fue protagonista de un concierto de efectividad, pues fue escasa su participación en el juego: “Fue mi día –dijo el goleador–. Se me dieron todas las que busqué por alto y por bajo. Además, conté con la ayuda de mis compañeros que me ayudaron a convertir. Espero repetir mi buena actuación el sábado próximo en Caballito”.

El experimentado volante Hugo Smaldone fue claro en sus conceptos. “Superamos al mediocampo de Ferro, a pesar de que ellos, con más avances, no supieron definir. Fuimos prácticos y efectivos”, dijo.

El técnico de Español, Hilario Bravi, se tomó el triunfo con calma: “Todavía faltan 90 minutos y los partidos hay que jugarlos. Ferro fue un digno rival que buscó y atacó, pero no le salió ninguna. En cambio, nosotros estuvimos veloces, inspirados y contundentes”.

El entrenador de Ferro, Rodolfo Della Picca, llegó al vestuario serio y algo preocupado, pero no perdió el optimismo: “Espero el desquite y sé que las cosas serán distintas. Tratamos de ser protagonistas y no tuvimos la suerte necesaria para convertir ante un equipo que se defendió bien”.

El delantero Mario Costas expresó: “Ferro mereció, al menos, convertir un gol más para esperar el desquite con mayor tranquilidad”.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.