Algo los une: la austeridad

(0)
23 de enero de 2002  

MAR DEL PLATA (De un enviado especial).- Es difícil encontrar un punto en común entre dos rivales con tanto encono como Estudiantes y Gimnasia , pero la crisis los unió de cara a la austeridad. Los dos mostraron su modo de ahorrar, sin incorporaciones y con pretemporadas lo menos costosas posibles .

Gimnasia tiene una ventaja en este último aspecto, ya que su participación por primera vez en los torneos de verano le permitió concentrarse en Chapadmalal, donde efectuó un trabajo de diez días que finalizó anoche, ya que hoy mismo continuarán las tareas en Estancia Chica.

De todos modos, allegados al club platense contaron que Torneos y Competencias ya le había adelantado una suma de dinero a Gimnasia, y eso fue lo que decidió su incorporación al certamen. Estudiantes, sin programación de amistosos, directamente prefirió entrenarse en el predio de City Bell y viajó aquí a último momento para jugar el séptimo clásico del historial de verano.

En Gimnasia, sólo llegó Daniel Fagiani , a préstamo por seis meses, y está a punto de irse Fernando Gatti , que pasaría a préstamo a Santiago Wanderers, de Chile. Será muy difícil que el club pueda retener a Diego Scotti . El pase pertenece en un 80% a Nacional y Gimnasia sólo tiene el 20%. Los uruguayos quieren que el equipo argentino abone otro 30% de la transferencia en dólares para tener partes iguales. Mientras tanto no lo dejan jugar.

Estudiantes se desprendió de Fabricio Simone : durante un año jugará en Universitario, de Perú.

Los dos siguen intentando contratar otro refuerzo, pero la situación económica hace que sólo sean expresiones de deseo. Carlos Ramacciotti quiere un defensor más y se pensó en Marcelo Goux, de Belgrano, pero todo está lejos por ahora. Nestor Craviotto dice que necesita un marcador de punta derecho y un delantero. Pensó en Gustavo Lombardi y en Rodrigo Astudillo. Pero todo dentro de la moderación que impone la época.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.