¿Alguien cobrará los 100.000 euros?