Alivio: Ronaldo jugará ante Turquía

(0)
25 de junio de 2002  

SAITAMA (De un enviado especial).– Ronaldo les pidió a los hinchas brasileños que se prepararan, porque les iba a dar una sorpresa. No, no se trataba de anunciar que no estaría en condiciones de jugar contra Turquía, precisamente, culpa de esa molesta mialgia en el aductor izquierdo. Más bien, todo lo contrario: pasaba por anunciarles que sí lo haría y mostrando un look diferente: un corte de pelo que recuerda al neozelandés Jonah Lomu y resalta más sus dientes de conejo. La bocha casi totalmente pelada, menos un penacho encima de la frente.

Eso ocultaba bajo una gorrita verdeamarelo cuando se plantó frente a la prensa para responder a un par de preguntas básicas, tanto como sus respuestas.

–¿Cómo te has sentido hoy físicamente?

–Muy bien, muy bien. No era el día más importante; hoy no tenía que dar más de lo que se me pidiera, pero ya estoy mejor. Y ahora tengo un día más para descansar, para entrenarme y para el partido ya estaré bien.

–¿Qué tal el peinado nuevo?

–Nada en especial.

–¿Qué te han parecido las actuaciones de los árbitros hasta ahora?

–Bueno, los árbitros pueden errar. Si han cometido errores, no lo sé; no soy yo quien tiene que juzgarlos. Yo creo, y siempre he creído, que los árbitros no pueden ser más importantes que los jugadores y determinar el resultado de un partido.

–Se viene Turquía, una vez más. ¿Será un partido distinto del primero?

–Será un partido más, en el que nosotros no tendremos que cambiar nuestra mentalidad. Simplemente, jugar nuestro fútbol e intentar ganar.

El fútbol de ellos tiene mucho que ver con él, justamente. Y por suerte para Ronaldo, todo indica que estará en condiciones de defenderlo desde adentro de la cancha. El delantero participó de la práctica durante 30 minutos y se mostró en franca mejoría.

“Ronaldo aún no se está entrenando con la intensidad de un partido. Por ejemplo, todavía no hizo grandes piques. Está haciendo un trabajo dentro de un ritmo planeado. Veremos cómo evoluciona en el tramo final, pero somos muy optimistas en su recuperación”, explicó, con más tranquilidad, el médico del plantel José Luiz Runco.

Entonces, los fantasmas del 98 quedarán sólo como una buena historia para que recuerde la prensa. El seguirá escribiendo otra, entre gambetas, tacos y goles.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.