Almirante Brown dejó lo mejor para el final

Con tres goles en los últimos 17 minutos, se impuso a Tigre por 4 a 1 y alcanzó la cima
(0)
25 de abril de 2004  

Fue un final a toda orquesta, como para no dejar dudas de que quería llegar a la cima. Con tres goles de su capitán, Sebastián Ojeda, en los últimos 17 minutos del partido, Almirante Brown goleó a Tigre por 4 a 1 y llegó a la punta de la primera B, en un partido de la 14ª fecha.

Hoy, a las 11, Tristán Suárez, que quedó a un punto, intentará arrebatarle ese privilegio, en el match ante Brown, en Adrogué. En tanto, Atlanta, otro de los protagonistas del certamen, visitará pasado mañana a Platense, en Vicente López.

Se insinuó mejor Tigre en el comienzo, con una mayor dinámica de sus volantes y un par de llegadas con peligro. Hasta que a los 12 minutos, un centro de Giménez fue cabeceado por Zaragoza, no retuvo el arquero Bustos y Blengio, con un toque corto de zurda, abrió el marcador.

Almirante sintió el impacto y tardó en reaccionar. Mermado en su estructura por las ausencias de Bazán Vera, su goleador suspendido, y de Coronel y Carballo, lesionados, el equipo local llegó a la igualdad con un preciso tiro libre de Aragón, que también se lesionó, ya que sufrió un golpe en el tobillo izquierdo. Y el horizonte para el equipo de Isidro Casanova se mostraba sombrío...

Pero apareció la luz en los últimos 17 minutos, de la mano de su capitán, Sebastián Ojeda, convertido en impensado goleador. Primero, con un penal; luego con un remate que se desvió en Blengio, y al final con una elecrtrizante corrida desde la mitad de la cancha.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.