Angustia, búsqueda privada y la pelea legal por el pago del pase de Emiliano Sala

Fuente: AFP - Crédito: Reuters
Alejandro Casar González
(0)
27 de enero de 2019  • 23:59

La familia de Emiliano Sala no se rinde. Mercedes, la madre del futbolista, y Romina, hermana del exgoleador de Nantes, llegaron ayer al aeropuerto de Guernsey, la última estación aérea que tuvo contacto con el avión Piper que trasladaba al goleador argentino y el piloto inglés David Ibbotson. Fue el lunes pasado a las 20.30, hora británica. Desde entonces, nada se supo de la suerte de ambos hombres. Ante la falta de resultados, las autoridades abandonaron la búsqueda oficial el jueves pasado.

La pequeña estación aérea de Guernsey, una de las islas británicas del Canal de la Mancha, fue escenario impensado de una conferencia de prensa brindada por David Mearns, un estadounidense experto en rescates submarinos. Contratado por la familia para realizar la investigación privada, Mearns anunció que, al contrario de la pesquisa oficial, la suya incluirá rastreos bajo el agua. "La madre y la hermana de Emiliano han venido a Guernsey para interiorizarse de las circunstancias, para ver el lugar y comenzar la búsqueda. Y, también, para encontrar respuestas a muchas de sus preguntas", dijo Mearns.

La familia de Sala reanuda la búsqueda gracias a una colecta - Fuente: AFP

01:06
Video

El inicio de la búsqueda privada fue posible gracias a las donaciones que la familia de Sala recibió a través de la plataforma Go Fund Me. La campaña, iniciada el viernes por la agencia Sport Cover (que tiene a Emiliano Sala como uno de sus clientes), sobrepasó ayer los 320 mil euros. Los mayores donantes provienen del mundo de la pelota: el astro francés Kylian Mbappé (30.010 euros), su compañero Adrien Rabiot (25.000 euros), el futbolista francés Dmitry Payet (10 mil euros) y su compatriota Alassane Plea (8 mil euros). "El dinero se utilizará exclusivamente para la investigación (movilización del transporte marítimo y aéreo, exploración de los fondos marinos, etc.) y la asistencia a las familias. Gracias", reza el texto-agradecimiento que figura en la página desde la cual se pueden realizar las donaciones.

Mientras Mearns y su equipo iniciaron ayer la búsqueda en el terreno, en los escritorios se libran otras batallas relacionadas con el avión que trasladaba a Sala. El superagente inglés Willie McKay –dominó el mercado futbolístico inglés hace unos años– admitió a la BBC que fue él quien organizó el viaje de Sala desde Nantes a Cardiff. Detalle: uno de los hijos de McKay es el número 9 del equipo reserva de Cardiff. Y otro hijo suyo, Mark, fue el agente contratado por Nantes para la transferencia récord del futbolista argentino desde ese equipo francés a Cardiff. Negocios de familia.

"Sólo quisimos ayudar al chico", se defendió McKay padre, quien aclaró que el avión Piper modelo PA-46-310P –que pude llevar hasta seis personas– construido en 1984 no le pertenece. En rigor, está a nombre de la empresa "Southern Aircraft Consultancy Inc. Trustee", con sede en Norfolk, Inglaterra. La aeronave, patente N264DB, está registrada en Estados Unidos. Las autoridades aeronáuticas inglesas, por su parte, iniciaron su propia investigación, aunque aclararon que será difícil saber qué ocurrió si no aparece el aparato siniestrado.

En este contexto, el club que compró a Sala también quiere saber qué ocurrió. El equipo galés de la Premier League aclaró que le propuso a Sala pasajes en aerolíneas comerciales (vía Amsterdam o vía París) y que el futbolista le respondió que "ya había hecho todos los arreglos" y que encontraría a las autoridades del club en el entrenamiento del martes. Al que nunca acudió.

Además, Cardiff encarará su propia investigación para saber qué ocurrió. La pesquisa abarcará desde la organización del viaje hasta el dinero que estará obligado a pagarle a Nantes por la ficha de Sala. Según publicó el Telegraph, una fuente del club –que lucha para no bajar de la Premier League– confirmó que "Cardiff pagará lo que haya que pagar una vez que se hayan conseguido todas las respuestas y se determinen los hechos". Además, el club informó que investiga "la posibilidad de que una negligencia haya causado el accidente".

El Telegraph también devela que Sala costó 17 millones de libras (pagaderos en 3 cuotas, la primera de las cuales vence esta semana), y que además había firmado un bonus de otros tres millones, en caso de que Cardiff zafara del descenso esta temporada. Contando el sueldo de Sala y la comisión de los intermediarios, el pase del futbolista argentino costaba 30 millones de libras. El Telegraph apunta que una vez firmado su contrato, Sala estaba incluido en la lista de empleados de Cardiff alcanzados por una póliza de seguros por accidentes.

¿Sin caja negra?

Las cajas negras que graban todas las comunicaciones entre los pilotos y las torres de control, y que además mantienen los registros del vuelo, no son obligatorias para aviones como el Piper que trasladaba a Sala. La razón por la que no están requeridas en este tipo de vuelo es su peso, considerado algo pesado para aviones livianos como el Piper. Por esta razón, los investigadores se concentrarán en los radares, el plan de vuelo y las grabaciones de la torre de control.

Swansea, el otro club de Gales, homenajeó al argentino

"Emiliano Sala. En nuestros pensamientos". La leyenda, junto con una foto del futbolista argentino con la camiseta de Nantes (su último club), se leyó en la pantalla gigante del Liberty Stadium, el estadio del otro equipo de Gales, Swansea City. Fue durante el partido entre Swansea y Gillingham, por la cuarta fecha de la FA Cup inglesa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.