Antes de viajar a Zurich, Messi llegó a Kuwait para jugar un amistoso

Fuente: EFE
Tras el gol que marcó ayer, para que Barcelona se consagrara campeón del Mundial de Clubes, el delantero se prepara para recibir mañana el premio al mejor jugador del año; cinco mil personas recibieron hoy al equipo catalán en el aeropuerto de Kuwait
(0)
20 de diciembre de 2009  • 16:45

KUWAIT.- Messi sigue en el centro de la discusión y el mundo habla de él y el gol que marcó, ayer, con el pecho, para que que Barcelona grite a los cuatro vientos que es el mejor equipo del mundo. Mientras la prensa de nuestro país destaca el tanto del rosarino, algunos hinchas de Estudiantes de La Plata apuntaron su impotencia con pintadas callejeras. "Messi no es argentino", "Messi, hacé eso en el Mundial" y alguno que otro insulto lanzaron los hinchas de Estudiantes en radios, producto de la impotencia.

El delantero, lejos de lo que genera, desembarcó hoy con Barcelona en Kuwait donde el equipo jugará un amistoso -Lio no será titular- y mañana estará en Zurich, en donde la FIFA lo distinguirá como el mejor jugador del año.

Messi fue el más aclamado de la delegación, en medio de un agitado arribo rodeado de fuertes medidas de seguridad y unos cinco mil fanáticos aclamando por los jugadores. Tras bajar del avión, el presidente Joan Laporta, el dirigente Txiki Begiristain, el entrenador Pep Guardiola y el capitán Carles Puyol posaron para la foto tradicional con el trofeo ganado en Abu Dhabi ante Estudiantes de Argentina.

Guardiola comentó que sólo es una "persona feliz, y también cansada", y que en ningún caso se considera el rey del mundo, después de que su equipo sumó ayer el sexto título de la temporada.

"Felicito a los jugadores, pero hoy les tengo que dar la gracias por estos siete meses", dijo el entrenador, que agradeció también a los futbolistas que ya no están en el equipo: Silvio (Sylvinho), Samuel (Eto´o), Alex (Hleb) y Guddi (Gudjohnsen).

"Hoy por hoy, no nos damos cuenta de lo conseguido, aunque a medida que pase el tiempo será difícil que otro equipo lo repita", manifestó Messi a periodistas españoles.

Zurich se prepara para recibir al rey. Este 2009 con Messi señalado como el mejor de todos por las voces más autorizadas de este deporte tuvo un punto de inflexión. El 1° de febrero de este año, cuando Barcelona edificaba su maravillosa campaña para este año inolvidable, le preguntaron a Josep Guardiola si la Pulga rosarina adolecía de cabezazo. En esa conferencia de prensa, el entrenador catalán movió la cabeza, miró a ambos lados y con una sonrisa aventuró: "Os aconsejo que no le pongáis a prueba porque algún día meterá un gol con la cabeza y os dejará en silencio a todos". Unos meses después, en la noche romana del 27 de mayo de este año, un Messi suspendido en el aire comenzó a sacar el Balón de Oro y el FIFA World Placer de las manos a Cristiano Ronado –por entonces en Manchester United– en la final de la Liga de Campeones.

La medalla en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, la liga española, la Copa del Rey, la Liga de Campeones, la Supercopa de España, la Supercopa de Europa y ahora el Mundial de Clubes son los siete consecutivos que acumula Messi en forma consecutiva. Por todas estas cuestiones, la gran mayoría ubica a Messi por encima de los otros nominados: Cristiano Ronaldo (Portugal), Andrés Iniesta y Xavi (España), y Kaká (Brasil). Nombres que se confirmaron tras la votación en la que participaron los entrenadores y capitanes de los seleccionados nacionales de todo el mundo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.