Argentina-Chile: “No hay, en Sudamérica, un partido con este nivel”, dice Pizzi

Por la calidad de los jugadores de ambos equipos, el entrenador de la selección visitante cree que es superior a Uruguay-Brasil
Por la calidad de los jugadores de ambos equipos, el entrenador de la selección visitante cree que es superior a Uruguay-Brasil
Federico Grunewald
(0)
23 de marzo de 2017  

Pizzi, ante un gran desafío como visitante
Pizzi, ante un gran desafío como visitante Fuente: AFP

SANTIAGO.– El que pierde, se aleja unos buenos trancos del Mundial de Rusia. Los ojos de Sudamérica están puestos hoy en el cruce que sostendrán la Argentina y Chile y hasta la FIFA lo considera el duelo de la fecha, incluso por sobre Uruguay-Brasil. Existe una particular atención sobre el arquero Claudio Bravo, que ha jugado sólo tres partidos desde febrero y volverá a verse las caras con su ex compañero de Barcelona Lionel Messi, hambriento de revancha luego de las dos finales por la Copa América.

Ese es el contexto de presiones, para uno y otro lado, bajo el cual Juan Antonio Pizzi definió ayer a los once que saldrán a la cancha hoy en Núñez. Aunque no quiso mencionarlos, sí confirmó que tiene claro cómo y con quiénes va a jugar, y que sólo iba a evaluar hoy cómo soportaba el corto vuelo y cómo pasaba la noche el lesionado Gary Medel. Sin embargo, ayer el defensor volvió a entrenarse junto con sus compañeros y se lo vio de muy buen humor, aquí en Santiago.

Pizzi dio varias señales de cómo enfrentará a la albiceleste. Primero, afirmó que en Sudamérica “no hay ningún otro partido que esté hoy al nivel de un Chile-Argentina y es intrascendente que lo llamen clásico”. Dicho eso, explicó que no puede perder de vista que lo que hay en disputa son tres puntos. “Nuestro objetivo es llegar al Mundial de Rusia, para eso hay que sumar puntos. Cada punto de los seis partidos que quedan tiene exactamente el mismo valor, desde el que juguemos mañana (hoy) hasta el último, contra Brasil”, comentó el entrenador y agregó: “No, no firmo los cuatro puntos en esta fecha doble. Nosotros salimos siempre a ganar. No especulamos sobre eventuales resultados o puntajes. Llegamos a la Argentina con la intención de ganar”.

Aunque admitió que Medel y Alexis Sánchez arribaron con algunos problemas físicos, a medida que pasaron los días en Chile, fueron evolucionando bien. “No han podido completar la cantidad de entrenamientos que llevaba el grupo, pero han ido mejorando y vamos a esperar 24 horas más”, dijo Pizzi, antes de poner sobre la mesa la primera gran tarea de hoy: el plan para frenar a Lionel Messi. “Cuando programamos los partidos, lógicamente vemos las virtudes colectivas e individuales de los rivales. En el caso de Messi, tiene virtudes que debemos contrarrestarlas para que no puedan desarrollarse cómodamente”, contó, poniéndole trabajo y dándole confianza a una zaga que viene desde hace ocho años neutralizando a Messi y que tendrá que molestarlo igual que en las dos finales de la Copa América. Esa labor es prácticamente inconcebible sin Medel y Jara.

El otro dilema de Pizzi era con quién reemplazar a Arturo Vidal y a Marcelo Díaz. Le preguntaron si Valdivia estaba para jugar de entrada y respondió que tiene muchas chances, pero se inclinó por la que le daba más confianza para aspirar al triunfo. De Valdivia dijo que “está bien y es una alternativa para jugar en cualquier momento y ante cualquier rival”.

El equipo que imagina

Con todas las señales y evidencias que mostró Pizzi, y siguiendo la formación que paró en la cancha en la práctica de ayer por la mañana –donde puso énfasis en las coberturas para Isla y Jara, y también en cómo enfrentar los tiros libres–, los titulares de Chile deberían ser: en el arco, Bravo. El capitán de la Roja juega su partido 111° por la selección y es inamovible. Para cumplir la misión número uno del técnico, que es detener a Messi, la zaga contará con Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara y Jean Beausejour. En la zona de volantes entrarían Francisco Silva, Charles Aránguiz y Pedro Pablo Hernández, mientras que los tres de punta serán Alexis Sánchez, Eduardo Vargas y José Pedro Fuenzalida. La carta que puede mover a última hora el DT de Chile es partir con Valdivia más en función de enganche, en lugar de Fuenzalida.

Será el cuarto partido de Pizzi al mando de Chile enfrentando a la Argentina, pero la primera vez en Buenos Aires. Dijo que ve a la albiceleste “en su hábitat, con mucha presión y exigencia natural en este nivel, pero tenemos mucha ilusión en que haremos un buen partido e impondremos nuestro juego”.

Para la anécdota, contó que fue compañero de Bauza cuando inició su carrera en Rosario Central y que por primera vez se enfrentarán como técnicos.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.