Argentinos-Racing, por la Superliga: un empate que terminó siendo un castigo para los dos

Argentina Superliga
  • 1
Argentinos Juniors

Argentinos Juniors

  • Edwar López
  • 1
Racing Club

Racing Club

  • Tiago Banega
Nicolás Zuberman
(0)
1 de febrero de 2020  • 21:22

Si en su presentación en el Cilindro de Avellaneda Sebastián Beccacece había sorprendido por algunas decisiones tácticas, en el segundo partido como técnico fue aún un paso más allá: a los 35 minutos del segundo tiempo, con el marcador 1 a 1 con Argentinos, decidió reemplazar a Lisandro López con Alexis Soto. El ex Banfield terminó el partido como capitán y en una posición extraña, casi de wing izquierdo. El lateral tuvo unos buenos diez minutos, hasta sacó un centro que le podría haber dado la ventaja a la Academia. Pero la foto del cambio ya estaba: son las decisiones que sorprenden, las que generaron un clima enrarecido en la última semana aunque este ciclo sólo llevaba un partido oficial.

"Lo que pasa en los medios de comunicación son golpes bajos. Nosotros -dijo Beccacece- estamos juntos y nos viene bien para agruparnos, pero eso lo tenemos que mostrar en el campo. Al ruido mediático ni siquiera intento darle pelea porque ya está perdida, conozco cómo funcionan estos espacios". Algo de esa unión se vio durante el segundo tiempo. Si bien no tuvo un gran funcionamiento, la Academia estuvo buena parte del partido en desventaja, pero fue el que terminó más cerca de llevarse la victoria.

El resumen del partido

El empate, de todos modos, no le alcanza ni para ganar tranquilidad de cara al clásico de Avellaneda del próximo domingo ni para recuperar terreno en los puestos de arriba: lleva cinco partidos sin triunfos, con cuatro empates y una derrota. El diagnóstico del entrenador después del empate en el estreno Atlético Tucumán había sido claro: "Tenemos que mejorar muchísimo en el ritmo, en la chispa, para poder competir". En esa búsqueda, con el agregado del escenario y el rival, el entrenador apostó por dos modificaciones: el ingreso de Jonatan Cristaldo para pivotear de espaldas al arco y el de Marcelo Díaz en la mitad de la cancha, lo que corrió a Matías Rojas a la derecha. En estos dos primeros partidos las lecturas y las actuaciones no parecen ir de la mano para Beccacece. Cristaldo, durante el primer tiempo, perdió cada una de las divididas ante Carlos Quintana, mientras Darío Cvitanich, un especialista en el juego de espaldas, miraba desde el banco de suplentes. Las dos veces que al ex Vélez le quedó la pelota en el área para cabecear, el testazo salió débil. En tanto, Rojas, en la derecha, no tuvo peso: nunca pudo ponerse el arco de frente y resolvió con pases hacia atrás. El tándem con Walter Montoya, reubicado como lateral derecho, fue de lo más flojo.

La pelea de Mauricio Martínez con Gabriel Hauche, sin concesiones
La pelea de Mauricio Martínez con Gabriel Hauche, sin concesiones Fuente: FotoBAIRES

Como ya había pasado en la fecha pasada, Beccacece decidió meter un cambio en el entretiempo: salió Díaz e ingresó el juvenil Tiago Banega. Sorprendió: el mediocampista chileno había sido de lo mejor del visitante en la primera mitad. Argentinos se adelantó unos metros y de a poco fue durmiendo el partido. El equipo de Dabove tiene muy claro a lo que juega y a eso le agregó el condimento de estar en ventaja desde los cinco minutos. Parecía que con ese grito tempranero y mantener los dientes apretados le alcanzaba al Bicho, para ponerse a la par de River a la espera de lo que pase esta tarde en el Monumental. Pero el empate de Banega a los 23 minutos del segundo tiempo le sacó todo al local. Y a Racing le devolvió esa chispa que pide Beccacece.

Si Darío Cvitanich hubiera estado fino en el mano a mano con Chaves, otro hubiera sido el resultado. Pero fue 1 a 1.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.