En Arroyo Seco. Arsenal, con dos golpes de knock out