Atlético: Escobar abre una incógnita en el ataque