Autoexcluidos Pekerman y Heinze, Boca empieza a armar el perfil de su futuro DT

Fuente: FotoBAIRES
Alejandro Casar González
Franco Tossi
(0)
13 de diciembre de 2018  • 23:59

La salida de Guillermo Barros Schelotto de Boca se resolvería en las próximas horas. Restan definir los formalismos. Si será en una conferencia de prensa conjunta en la Bombonera, con el Mellizo y Daniel Angelici. Las dos partes (dirigentes-cuerpo técnico) no tienen deseos de continuar juntos, pero sí se mostrarían en una última foto para que la salida sea elegante, para que se agradezcan mutuamente por lo vivido durante casi tres años. A partir de allí, empezará la tarea del presidente xeneize de buscar un nuevo entrenador. Por ahora no hay nombres firmes, no se puede asegurar que haya un candidato que surja firme y por decantación, como sucedió con Arruabarrena cuando se fue Bianchi o cuando aparecieron los Mellizos tras la salida del Vasco. Sí hay algunos indicios en cuanto al perfil a buscar. Y la chance de sumar también un manager, aunque todavía no es unánime.

El punto final del ciclo de Barros Schelotto tiene que ver con el desgaste (el propio DT no tiene ganas de seguir), pero los dirigentes tampoco lo ven como una apuesta a renovar. Creen que el último equipo de Boca que jugó bien fue el de fines de 2016 y que después nunca encontró "el" equipo, pese a que tuvo billetera y variantes para armar grandes planteles, con jerarquía y una variedad de hasta tres jugadores por puesto. Creen que no le van a poder cambiar la forma de trabajar, tienen en mente volver a crear el puesto de manager y que eso no sería compatible con la forma de trabajar de Guillermo.

Según pudo averiguar LA NACION, Angelici y sus dirigentes más cercanos estarían con más ganas de contratar a un DT con más experiencia que juventud. Y en el subgrupo de análisis, están divididos en cuanto a la búsqueda de otro técnico con pasado xeneize como jugador. Eso le quitaría chances –de arranque– a Martín Palermo. El Titán estuvo ayer en el club de la Ribera por un evento solidario de la Fundación Boca y tiene muchas ganas de ser el DT, aunque no sería la primera alternativa de Angelici y la dirigencia. Quienes opinan así, en cambio, no descartarían una reunión con Miguel Ángel Russo, el último entrenador en ganar la Copa Libertadores con Boca en 2007. Ayer un dirigente dijo por lo bajo: "Hoy todavía su nombre no cuenta con un gran apoyo, pero si se tiene que optar por alguien de experiencia y que ya pasó por Boca, su posibilidad podría pasar a ser oportuna". No son pocos los que piensan en esa dirección.

Como sucede siempre en el Mundo Boca, cada sector puede tener su DT preferido. El de Carlos Tevez y algunos jugadores es Gabriel Heinze, aunque el actual conductor de Vélez no interrumpirá el contrato que tiene con la entidad de Liniers (vence recién en junio). José Pekerman fue sondeado por allegados a la institución xeneize, pero agradeció el interés e inmediatamente lo rechazó. Uno de los nombres que siempre le gustó a Angelici fue Antonio Mohamed, aunque el distanciamiento del Turco con Christian Bragarnik (amigo influyente en las decisiones del presidente xeneize) lo sacarían de la escena. Si Angelici le preguntara a Bragarnik un consejo para que le sugiriera un candidato para DT de Boca, el empresario no dudaría: Sebastián Beccacece, que actualmente está en Defensa y Justicia y fue ayudante de campo de Jorge Sampaoli en el Mundial de Rusia 2018. Gustavo Alfaro, que tiene una relación de respeto con Mauricio Macri, sería otro candidato posible del fútbol local. Si lo van a buscar, al técnico del Globo le entusiasmaría mucho el desafío. ¿Alejandro Sabella? Angelici lo quiso cuando se fue Bianchi, pero allegados al exDT de la selección y Estudiantes no creen que esté hoy, en el día a día, para afrontar una exigencia como la que le demandaría Boca.

Nicolás Burdisso asoma como un candidato a ser el próximo manager, aunque hasta ahora nadie se comunicó con el exdefensor de Boca. Hace tiempo que Angelici estaba con ganas de relanzar una función que durante un tiempo fue ocupada por Juan Simón. No hay unanimidad tampoco en esto. "Si Angelici se volvió loco, vamos a tener un manager. Si está cuerdo, no. Hay muchos que no estamos convencidos de eso. Y no es nada contra Nico (Burdisso), eh. Esta gestión ya está. Un manager no ayuda en este momento en el que en menos de un año se termina el mandato", le dijo anoche un dirigente a LA NACION.

Angelici se juntará hoy con Juan Román Riquelme. En principio será solo para escucharlo, ver qué piensa uno de los máximos ídolos en la historia xeneize, preguntarle qué tiene ganas de hacer. También el presidente estuvo tanteando las opiniones de algunas agrupaciones en función de las preferencias como entrenador. Apenas un paso, pero puede no ser pequeño en medio de un año electoral (habrá elecciones en la Ribera en diciembre de 2019). "La decisión final con respecto al técnico la va a tomar Angelici. Puede charlar con mucha gente, escuchar a las Agrupaciones, pero la decisión final será suya", agregaron fuentes cercanas al presidente.

El principal motivo por el que no pretenden en Boca que Guillermo Barros Schelotto se vaya derrotado es por la relación que el Mellizo tiene con Macri. No quieren que se retire mal, sino ofrecer un comunicado agradeciéndole todo lo que hizo por el club y valorándole los títulos locales y haber llegado a una final de Copa Libertadores. Está claro que si llegaba a la final de la Copa y la perdía contra cualquier rival que no fuese River, su trabajo no iba a ser tan cuestionado como terminó siendo en las últimas horas. Pero el golpe ante el eterno rival fue duro. No solo se le criticó a Guillermo el equipo titular, sino también los cambios, el armado del banco de suplentes y las lesiones sufridas durante la finalísima en Madrid.

Angelici siempre quiso a Guillermo como DT, pero la relación se terminó desgastando. Y aún renovándole el vínculo en diciembre de 2017, el presidente nunca tuvo una confianza ciega en el Mellizo, al punto de que siempre las evaluaciones quedaban sujetas a los resultados: "A mí no me gustan los contratos largos porque el fútbol es muy cambiante. Y mandan los resultados". La declaración de Angelici fue cuando Rodolfo D’Onofrio le había renovado a Marcelo Gallardo en River por cuatro años (hasta 2021), el final de su mandato.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.