Bajo custodia

El plantel de los Rojos que hoy irá a Brasil para enfrentar mañana a São Caetano contará con seguridad privada, tras los incidentes con hinchas del sábado último; ayer, un sector de la barra brava fue a la práctica para desligarse de esos hechos
(0)
27 de abril de 2004  

Como si São Caetano, su rival de mañana en el repechaje por la Copa Libertadores, no fuera un obstáculo suficientemente duro, Independiente sigue lidiando con mil rivales internos. El ambiente enrarecido que se manifestó el sábado último con los insultos y amenazas de los hinchas al equipo, en el partido con Rosario Central, y en el posterior episodio violento entre un grupo de barrabravas y tres jugadores, tuvo ayer algunas secuelas.

El entrenamiento vespertino que el plantel realizó en Villa Dominico transcurrió en un clima silencioso. Supervisados por el DT José Omar Pastoriza, los jugadores desarrollaban su última práctica, previa al viaje a Brasil que se hará hoy (ver aparte); cerca de allí, mezclados entre el puñado de socios y curiosos que presenciaba el ensayo, cuatro barrabravas esperaban para conversar con algunos jugadores.

Después, los visitantes estuvieron en los vestuarios durante algunos minutos y se retiraron con una expresión tranquila, incluso con sonrisas. Alguno le explicó a un periodista que su presencia allí obedecía a la intención de dejar en claro ante los jugadores que ellos no habían tenido nada que ver con lo ocurrido el sábado, cuando dos individuos se tomaron a golpes con los jugadores Leonel Ríos, Christian Giménez y Maximiliano Ayala.

La tensa coyuntura empujó a los dirigentes a una decisión: al plantel que hoy viajará a San Pablo lo acompañará personal de seguridad del club. "Preferimos que viajara nuestro jefe de seguridad, por los hechos del otro día. Las últimas veces que fuimos a Brasil tuvimos problemas con hinchas. Hay un clima bastante complicado; esperemos que se decante con los partidos", dijo Fernando Sciaccaluga, vicepresidente de la entidad, a la radio La Red.

Hubo fastidio en las palabras de algunos jugadores. "Fue medio raro que silbaran y cantaran eso antes de un partido. El año pasado perdimos varias veces y nunca nos insultaron de antemano... Hay gente que insultó que convive con nosotros, que está en el vestuario, viaja y come con nosotros. Al hincha uno lo entiende, pero que lo haga un allegado a nosotros es una traición. A uno le duele, y eso yo no lo voy a perdonar", dijo Daniel Quinteros. Sobre lo hablado ayer con los barrabravas, agregó: "Vinieron a dar apoyo y a decir que no había problema, que estaba todo bien y que ellos no habían sido. Bueno, cada uno estará en el lugar que le corresponde... Uno tiene años de vestuario y sabe cómo se maneja esto... Lo importante es que el grupo está más fuerte que nunca. Creo que el partido con Central fue un punto de inflexión hacia el futuro".

Giménez fue más preciso sobre quiénes hostigan al equipo: "Ya pasó, pero a uno no le gusta que le falten al respeto.Yo sé quiénes son. No son del grupo que nos acompañó a Perú, porque los conocemos. Es un grupito de 15 o 16 hinchas, nada más. En la cancha notamos que la gente silbaba cuando estos hinchas nos p... Sé que ese grupito no fue a ningún partido como visitante en la Copa. Así que no me va ni me viene".

Para colmo de males, ayer se supo que el Coprosede elevó una denuncia al juzgado de paz de Avellaneda por el altercado del sábado último, que podría rozar a los jugadores agredidos. Mil golpes para Independiente, que ya sabe algo: en Brasil tendrá un rival y varios enemigos internos.

Con Manso y sin Eluchans

La práctica de ayer de Independiente dejó una baja para el match de mañana ante São Caetano: el lateral Juan Eluchans se resintió de una contractura en el muslo izquierdo y no viajará a Brasil. Sí lo hará el volante Damián Manso, que llegó a un principio de acuerdo con los dirigentes por su contrato, aunque no sería titular. Ayer, un equipo similar al que mañana actuará ante los brasileños cayó 2-0 ante los suplentes. El plantel partirá hoy al mediodía rumbo a San Pablo, en un vuelo de British Airways. El probable equipo para mañana: Navarro Montoya; Zurita, Caballero, Olarra y Giménez; Carrizo, Quinteros y Ríos; Losada; Jairo Castillo y Rivas.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.