Bajo la presión de barrabravas

Los incidentes en Belgrano 1 v. Talleres 0
Los incidentes en Belgrano 1 v. Talleres 0
(0)
29 de enero de 2002  

CORDOBA.- Claudio Martín estuvo a punto de suspender el clásico que anteanoche Belgrano le ganó por 1 a 0 a Talleres en el estadio Córdoba. El árbitro paró dos veces el juego, haciendo señas de que ni él ni los jugadores se podían sustraer de los sonidos de las armas policiales, que disparaban balas de goma contra unos cincuenta hinchas de Belgrano que las enfrentaban con piedras.

Lo más grueso empezó a ocurrir en el entretiempo, cuando, según el comisario Iván Altamirano, jefe del operativo de seguridad, los hinchas descargaron su bronca contra la policía porque ni los organizadores ni los dirigentes les habían dado entradas para ingresar gratis en el estadio. Un anticipo de lo que sucedió había acontecido poco antes del inicio del encuentro, con reacciones similares.

El matiz del enfrentamiento fue tomando cada vez más gravedad en el momento en que los barrabravas destruyeron un puesto de venta de bebidas gaseosas, con cuyas chapas quisieron hacer un puente que sorteara el foso perimetral y los habilitara para ingresar en el campo de juego. De inmediato, un grupo de efectivos de la guardia de infantería tomó posición para evitar el abordaje y con la súplica de algunos jugadores se volvió medianamente a la calma. Fuentes vinculadas con el torneo de verano reconocieron también que algunos simpatizantes llegaron al hotel donde se asienta la organización para exigir sin éxito la entrega de entradas.

No es el primer incidente del verano relacionado con pedidos de barrabravas: ya hubo problemas con hinchas de Racing en Mar del Plata.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.