Bajo presión

River jugará hoy, a las 21.45, ante Corinthians, el partido desquite por los octavos de final; es la primera prueba de fuego del ciclo que conduce Merlo
River jugará hoy, a las 21.45, ante Corinthians, el partido desquite por los octavos de final; es la primera prueba de fuego del ciclo que conduce Merlo
(0)
28 de septiembre de 2005  

El partido desquite ante Corinthians, de hoy a las 21.45, en el Monumental, por los octavos de final de la Copa Sudamericana, se presentará como un match cargado de urgencias para River. Las penurias de los millonarios son muchas, y el ámbito internacional se ofrece como plataforma de relanzamiento para el plantel que dirige Reinaldo Merlo.

El empate sin goles logrado en el Morumbí en el match de ida, hace quince días, fue catalogado en un principio como un buen resultado, ya que entonces pocos proyectaban la sequía de victorias y la insospechada falta de gol que acusa actualmente el equipo. River acumula una racha negativa de cuatro cotejos sin triunfos -tres derrotas y un empate-, y la misma cantidad de encuentros sin convertir. Un panorama un tanto desalentador si se tiene en cuenta que necesitará, al menos, de una conquista para ganar, y a ello añadirle que no le conviertan, puesto que el gol en condición de visitante obligará a los millonarios a doblar la apuesta.

La alarmante sequía de goles provocó que, en el certamen local, River igualase la peor serie de tantos a favor en campeonatos cortos -ocho en igual cantidad de partidos-, marca que había alcanzado en el Apertura 92 y 98. El público todavía no le imputa la falla a los delanteros Ernesto Farías y Gustavo Oberman, los que mayor cantidad de minutos han jugado en la posición, aunque los dos atacantes saben que la gente, de persistir la falla, se intranquilizará.

"Si pienso que la falta de gol no me afecta significa que no estoy comprometido con nada. Estamos impacientes por hacer un gol y ganar", sostuvo Oberman, que podría dejarle su lugar a Daniel Montenegro en la alineación. Su compañero de fórmula añadió: "Prefiero tener las oportunidades y no poder convertirlas a que no las generemos. Ojalá que el gol llegue pronto. No me importa si el autor soy yo o cualquier otro compañero, pero tenemos que volver al gol".

Como si el presente de los millonarios no fuera demasiado esquivo, el rival modificó los planes iniciales y decidió viajar con la mayoría de futbolistas titulares. A excepción de Javier Mascherano, Sebastián Domínguez, Rosinei -todos lesionados- y Nilmar -que no fue inscripto en la competición-, Antonio Lopes, el técnico debutante, decidió desplazarse con todas las figuras que tiene a disposición.

Para contrarrestar la movida, Merlo al menos recuperó a Marcelo Gallardo, el capitán y emblema que tiene el grupo. "Los rendimientos son bajos y yo no me excluyo. En algún momento no juego bien y ahí dejo de ser el jugador diferente. La situación es dura, pero hay plantel para estar mejor", analizó el Muñeco, y además expresó su deseo de continuar en el equipo. De esa forma desestimó la posibilidad de rescidnir su contrato o aceptar una oferta del exterior: "Tengo apalabrado un contrato de tres años en River, y si no me fui ahora, en junio, tampoco lo haré en diciembre", confesó.

La inclusión de Gallardo no será la única variante que introducirá el DT: ayer, durante el ensayo táctico, sacó del equipo al colombiano Jairo Patiño, de buen rendimiento frente a Estudiantes, y mandó a la cancha a Rubens Sambueza.

El resultado también servirá de termómetro para el futuro. La eliminación significaría un golpe doloroso en la parte anímica, y a ello hay que agregarle que el domingo River jugará el clásico frente a Independiente; dentro de tres fechas el fixture señala que será el turno de Boca.

366 minutos acumula River sin convertir; el último gol lo anotó Oberman, ante Colón, por la 5a. fecha del torneo Apertura

Maradona y Tevez, juntos otra vez

El plantel de Corinthians tuvo una inesperada visita: la de Diego Maradona. El astro arribó al hotel donde se alojan la delegación por pedido de Carlos Tevez. Maradona y el Apache habían estado juntos hace 29 días, cuando el futbolista asistió al programa "La Noche del 10". Ayer, Maradona no sólo tuvo elogios para Tevez ("Estamos orgullosos de él y de que triunfe en Brasil", manifestó), sino que también halagó a Javier Mascherano. "Es jugador de Boca, lástima que jugó en River", bromeó Maradona. Luego, le llegó el turno a Tevez, que opinó: "Si hago un gol no lo festejaré como la otra vez", en alusión al tanto convertido en las semifinales de la Libertadores 2004, cuando Boca eliminó a River.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.