Cuatro ventanas para que Martino mire el futuro

Fuente: EFE
El estigma de Higuaín; el lugar de Pastore; el poco tiempo de revancha, y una renovación muy acotada
(0)
5 de julio de 2015  • 22:45

El estigma de Gonzalo Higuaín

Un par de imágenes que quedarán ligadas a la caída y son los fallos de Higuaín: la jugada del final, cuando recibió un pase exigido de Lavezzi y tiró la pelota afuera, y el penal en la definición, que se le fue alto.

Ayer los medios madrileños recordaron otros malos momentos de su carrera. Como la eliminación de Real Madrid en la Champions League en 2010, cuando el conjunto español le ganaba 1-0 a Lyon y el argentino, con el arco vacío, sacó un remate que dio en el palo. Con Napoli tiene un recuerdo reciente, ante Lazio: con el partido 2-2 tuvo la chance de poner el 3-2 para clasificar a los napolitanos a la Champions League, pero erró el penal. Y fue derrota 2-3. Con la selección nacional, todos recuerdan el débil y desviado remate frente a Neuer, en el primer tiempo de la final con Alemania en Brasil 2014. Ahora es difícil recordar los buenos momento, que los tuvo. Es una mochila que llevará Higuaín.

Pastore debe ganarse un lugar

Para Martino, Javier Pastore es un emblema. En él trata de resumir buena parte de las intenciones de su filosofía ofensiva. Pero pensando en su consolidación en el equipo, la Copa América no dejó una señal definitoria al respecto.

Ofreció tantas buenas acciones como dudas en cuanto a la asociación con el resto de sus compañeros. Y eso generó incertidumbre.

Tuvo una buena prestación en el triunfo ante Uruguay en la etapa de grupos y llegó a su punto de máximo aprovechamiento en el arrollador partido semifinal ante Paraguay. Pero por otro lado estuvo intermitente e inconexo buena parte del resto de los partidos.

A veces es lagunero, pero no le faltó voluntad para pedir la pelota en la final. Sin embargo, no logró encender circuitos de juego con la continuidad suficiente. Todavía no está claro su lugar en la formación y deberá crecer para afirmar su lugar.

Les va quedando poco tiempo...

Si el FIFA Gate no avanza en direcciones que conduzcan a una suspensión, el año próximo se jugará la Copa del Centenario. Para ese torneo, los jugadores del plantel que acaba de perder la final en Chile estarían disponible (siempre que no se produzcan renuncias, como la que sugirió Javier Mascherano).

Sin embargo, pensando en Rusia 2018, son varios los jugadores que llegarán con una edad limítrofe para formar parte del equipo: Martín Demichelis (37), Mascherano (34), Carlos Tevez (34), Pablo Zabaleta (33), Ezequiel Lavezzi (33), Fernando Gago (32) y Lucas Biglia (32).

Desde aquí Martino deberá decidir con cuántos de ellos puede contar para seguir construyendo un equipo. Sobre todo teniendo en cuenta que son varios los que para entonces habrán cruzado la barrera de los 30: Agüero (30), Banega (30), Garay (31), Higuaín (31), Romero (31) y hasta Lionel Messi (31).

Una renovación muy acotada

¿Es momento de recambio? Difícil imaginarlo. Varios atraviesan su madurez como futbolistas. El cachetazo en Santiago no debería generar muchas modificaciones. Pero se supone que Martino incorporará algunos valores de su gusto para los próximos años.

Decisivo en ese aspecto será Río 2016. Lo curioso es que entre los Sub 23, los que más desarrollo tienen en el plano internacional, son los que ocupan posiciones ofensivas, justo el lugar con mayor abundancia en el equipo. Se puede nombrar a Paulo Dybala (pasó de Palermo a Juventus por 32 millones de euros), Mauro Icardi (renovó con Inter) o Luciano Vietto (pasó de Villarreal a Atlético de Madrid por 20 millones de euros).

Progresivamente se irán sumando nombres. ¿Candidatos? Desde Rulli hasta Kranneviter. De acá y de allá: Ocampos, Iturbe, Ángel y Joaquín Correa, Calleri, Gil Romero, Lucas Romero, Jonathan Silva...

js

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.