Messi festejó su partido 500 con un tanto en la goleada de Barcelona a Betis