Messi, con asistencia perfecta