Belgrano sorprende sin perder la humildad

Es el único líder, pero su meta sigue siendo eludir el descenso
(0)
30 de agosto de 2001  

CORDOBA.- No deja de llamar la atención la condición de puntero del Apertura en un Belgrano que hace apenas un par de meses estuvo a menos de cinco minutos de caer hasta la B Nacional. Encima, sus finanzas enrojecidas lo obligan a abandonar los veloces aviones para subirse a más lentos ómnibus en sus excursiones fuera de Córdoba.

Es cierto; apenas transcurrieron tres de las 19 fechas -un 15%- del torneo Apertura 2001, pero, por lo anterior y por la sencillez de su plantel en términos económicos, la exclusividad en la vanguardia parece casi una usurpación pirata , aunque, en rigor, nada la convierte en algo injusto.

"Déjenme dormir, así sigo soñando." Risueña salida aquélla a la que echó mano Gregorio Ledesma ayer ante los periodistas. Pero más allá de la broma, el titular del club apeló a un plausible realismo en el análisis de la actualidad del equipo: "Es lindo este momento, pero soy consciente de que Belgrano debe mantener la categoría".

La prudencia que saludablemente invade a la dirigencia es la misma que ganó a los jugadores. "El hecho de que vayamos primeros es una circunstancia del campeonato", reflexionó el delantero Felipe Desagastizábal, como restando importancia a la permanencia de Belgrano en tan desacostumbrado sitio. Es que el plantel celeste tiene otra cosa en mente: evitar otra vez la B Nacional, pero en esta temporada, sin tantos apremios como en la última, eludiendo la emocionante aunque angustiante Promoción.

"Tenemos que ir paso por paso, pensando que la prioridad es salvarnos del descenso. Es el objetivo que nos propusimos antes del torneo y no tenemos que apartarnos de él", explicó Desagastizábal, que tuvo un reconocimiento hacia el entrenador Carlos Ramacciotti: "Una de las claves es que el equipo es muy ordenado y respeta a rajatabla las indicaciones del director técnico".

Aun así, es difícil detener el entusiasmo de los hinchas por los éxitos sobre Boca (3-1 como visitante), Banfield (2-0, local) y Vélez (1-0, visitante). "La gente está en todo su derecho a ilusionarse y hace bien en soñar", se permite invitar el ex atacante de Los Andes, contrastando con la lógica mesura del plantel.

Quizá eso sea un modo de convocar al público del club más popular de esta ciudad a llenar el Estadio Córdoba, pasado mañana, cuando el único líder del Apertura ponga en juego la punta contra Independiente. "Será como otra final, pero no para pensar en el título, sino para intentar seguir sumando con el objetivo de aumentar el promedio", anticipó Desagastizábal. Tal vez en ello, la humildad, radique buena parte de este presente tan sorpresivo como grato para Belgrano.

El milagro de Rodrigo

"Se confirmó que Rodrigo es milagroso: Belgrano va primero." La broma se difundió ayer y se refiere a la foto del anverso de la camiseta de Belgrano: una imagen del cantante cuartetero Rodrigo Bueno, reconocido hincha pirata fallecido el 24 de junio del año último.

El estreno del atuendo, ocurrido el 20 de mayo de este año, no fue feliz, porque terminó en caída por 3-1 frente a River, en Córdoba. Pero parece que el efecto beneficioso del amuleto viene en diferido: créase o no, el humilde Belgrano está solo en la vanguardia del Apertura.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?